IU respaldará a Luquero para impedir la inestabilidad en el Ayuntamiento

Ante la revocación de funciones de Arranz, Peñalosa promete apoyo a Luquero en el pleno ‘en todo lo importante’

1

IU garantizó ayer el mantenimiento del pacto de gobernabilidad con el PSOE en el Ayuntamiento de Segovia. “En las cosas importantes haremos lo que haga falta, no vamos a dejar que el Ayuntamiento se atasque en los seis meses que restan hasta las elecciones”, aseguró ayer, en declaraciones a EL ADELANTADO, el edil de IU, Luis Peñalosa, cuyo voto se antoja si cabe ahora más decisivo tras la crisis interna del equipo de Gobierno, que podría dejar al PSOE en minoría en el pleno.

El Grupo Socialista puede quedarse con 11 concejales, esto es, en minoría en el pleno del Ayuntamiento, en el caso de que el concejal Javier Arranz —a quien la alcaldesa, Clara Luquero, le despojó el martes, oficialmente, de sus competencias como concejal de Deportes— optase por abandonarlo.

Los socialistas temen que en el que caso de que abandonase el Grupo Socialista, Arranz, como concejal no adscrito y, por tanto, no sometido a la disciplina de voto de un grupo municipal o partido, podría convertirse en un elemento constante de inestabilidad, dado que, de alinearse en las votaciones con el PP, podría tumbar cualquier propuesta del equipo de Gobierno. Si ante una propuesta del Gobierno municipal en el pleno, Arranz emitiera un voto de abstención, con independencia de que se quede o no en el Grupo Socialista, Peñalosa se vería forzado a tener que dar un voto positivo para que pudiera salir adelante, con el voto de calidad de la alcaldesa.

“Vamos a mantener nuestro acuerdo, y si hace falta, para cosas importantes, cederíamos”, apuntó Peñalosa, en clara referencia a los Presupuestos Municipales de 2015, que someterán al pleno en apenas quince días. “Aunque se haya ido [Arranz], los Presupuestos del área de Deportes los tendrá hechos y no creo que tenga razones para oponerse”, cree Peñalosa. “Si se abstuviera, nosotros votaríamos a favor para que salieran adelante, salvo que haya cosas insalvables” porque “no queremos entorpecer el funcionamiento de la ciudad”, adelantó el edil de IU.

Luquero firmó ayer el decreto de revocación de funciones de Arranz como concejal de Deportes y de todos sus cargos, como la vicepresidencia del Instituto Municipal de Deportes (IMD).

El concejal guarda un mutismo absoluto sobre su futuro y tan solo ha apuntado que se ha tomado un “tiempo indefinido” para decidir su futuro; esto es, si, despojado de un área delegada —sin competencias ni sueldo— permanece en el Grupo Socialista; si opta por quedarse como concejal no adscrito o si finalmente renuncia al acta de concejal y abandona el Ayuntamiento. Tan solo apuntó a una agencia de noticias una frase, que reprodujeron varios medios de comunicación, en el sentido de que de momento seguía siendo concejal del PSOE, algo, por otra parte, obvio.

Lo cierto es que tanto Luquero como Peñalosa creen que lo mejor sería que Arranz renunciase a su acta de concejal y permitiese la entrada del siguiente nombre de la lista del PSOE, el neurólogo segoviano Ángel Berbel.

En declaraciones a los periodistas, Luquero aseguró que Arranz “está en su derecho de conservar su acta de concejal y de seguir perteneciendo al Grupo Socialista”, aunque “como equipo de Gobierno nos facilitaría las cosas si se fuera definitivamente para evitar momentos incómodos que, sin duda, va a haber”.

Para Peñalosa, “lo que tendría que hacer Javier [Arranz] es dimitir del todo”. “Si tan a disgusto está en el Grupo Socialista lo que tendría que hacer es dimitir del todo [renunciar al acta de concejal] y dejar pasar al siguiente, cada uno es muy libre, yo al menos es lo que haría”, afirmó el edil de IU, que manifestó que le daba pena el cese o revocación de funciones de Arranz porque “creo que en Deportes se ha entregado y lo ha hecho muy bien”.

Peñalosa, que afirma no entender las razones de Arranz porque “sin saber todo, es difícil juzgar”, cree, no obstante, que “los desacuerdos son normales, pero no las pataletas” y que Luquero “ha tenido que demostrar firmeza”.

La alcaldesa volvió ayer, a preguntas de los periodistas, a referirse a su decisión, adoptada anoche, tras reunir de urgencia a su equipo de Gobierno, del que obtuvo, según dijo, un respaldo unánime. “Estoy segura que la decisión es la justa y proporcional a los acontecimientos que se habían desarrollado”, afirmó.

Por su parte, el secretario provincial del PSOE de Segovia, Juan Luis Gordo, eludió realizar ninguna manifestación sobre el caso. No obstante, diversas fuentes socialistas consultadas, próximas a la dirección, también coinciden en que Arranz debería renunciar al acta de concejal, aunque “el daño al partido y a Clara [Luquero] ya está hecho”. “Si tan incómodo está, lo lógico y coherente es que se marche”, señalan. No obstante, en el PSOE tienen “pocas esperanzas de que abandone el acta de concejal”, en el argumento de que Arranz “tiene muchas ganas de notoriedad”.

Si Arranz opta por abandonar el Grupo Socialista y quedarse como concejal no adscrito, su baja del PSOE sería automática e inmediata. Salir del Grupo Socialista exige un trámite sencillo, basta con presentar un escrito firmado a la alcaldesa, como presidenta del Grupo; caso distinto de si se tratara de dimitir de una competencia delegada o renunciar al acta de concejal que, necesariamente, deben pasar por el Registro y la Secretaría General del Ayuntamiento.