Inicio de la cuesta de Los Tilos, en San Millán. / El Adelantado
Publicidad

El grupo municipal de IU lamenta la insistencia por parte de algunos sectores de la sociedad segoviana para reclamar la construcción de un aparcamiento en la ladera de Los Tilos, junto al Paseo del Salón. La organización califica de incomprensible que se siga planteando esta idea a estas alturas, y que aún se mantenga abierta la posibilidad de realizar una infraestructura que supondría un claro perjuicio al patrimonio de Segovia, el cual pertenece a toda la ciudadanía.

Recuerda la formación que el hipotético aparcamiento que se quiere realizar sería de pago, como los otros que existen en la ciudad, cuyo poco uso y mala gestión han supuesto un alto coste público para las arcas públicas de Segovia. Este proyecto requeriría una enorme inversión, además de muchas medidas para consolidar el terreno, ya que la ladera no es firme. “Desde IU tenemos claro que ahora mismo no es necesaria una infraestructura de este tipo y, en cualquier caso, si hubiera que realizarla, sería preferible contemplar otras alternativas como la zona del velódromo”, afirma el portavoz Ángel Galindo.

El grupo considera además que achacar el problema del pequeño comercio a la imposibilidad de aparcar en el centro es inconsistente. “Por la Calle Real, que es peatonal, pasan miles de personas al día, y hay alternativas para llegar al recinto amurallado, como el transporte urbano o el parking de Las Oblatas. No se puede achacar los problemas del pequeño comercio a la movilidad, cuando en realidad el principal inconveniente es la presencia de grandes superficies y la compra a través de Internet”, apunta Galindo.

El portavoz recuerda que una de las razones por las que IU votó en contra de la aprobación del PEAHIS fue que la zona del Paseo del Salón no figura como zona protegida, como así solicitó varias veces el grupo municipal. “Nuestra organización ha trabajado muchos años para preservar esta área de la ciudad tal y como la conocemos, a pesar de los intentos primero del PP y luego del PSOE de hacer el aparcamiento. Se siguen obviando los errores cometidos por parte de los defensores de este parking a pesar de la experiencia negativa y el coste público que nos ha supuesto”, asegura Galindo.

Izquierda Unida remarca que intentar solucionar los problemas de movilidad a base de cemento y hormigón no conduce a buen término y hace hincapié en que la poca utilización de los aparcamientos de pago de la ciudad ha provocado tanto el reequilibrio económico del parking de Padre Claret –con un coste de 3,2 millones de euros– como los pagos derivados del conflicto del aparcamiento de José Zorrilla –4,8 millones de euros–.