Escaparate de uno de los locales de apuestas y juego de la ciudad. / Nerea Llorente
Publicidad

El grupo municipal de Izquierda Unida ha presentado este martes la moción que llevará a la sesión plenaria del próximo 31 de enero y que tiene como objetivo poner límites a la proliferación de nuevas casas de apuestas y salones de juego en la ciudad y prevenir la ludopatía. Cabe recordar que a fecha de hoy existen siete locales de este tipo en Segovia y que está prevista la apertura de un nuevo negocio de juego en el barrio de San Lorenzo.

“Es una cifra muy alta de casas de apuestas para una ciudad de 50.000 habitantes y están generando un problema de salud pública. Es algo que afecta a muchas familias y contra lo que ya se han movilizado los vecinos de San Lorenzo”, ha destacado la concejala Ana Peñalosa.

La propuesta de la formación, que se someterá a debate en el pleno municipal, contiene una batería de medidas dirigidas tanto al Ayuntamiento, como al Gobierno autonómico y al Ejecutivo nacional.

Desde el punto de vista meramente local, Izquierda Unida solicita que en la próxima renovación del PGOU se den pasos para limitar la proliferación de las casas de apuestas y locales de juego, atendiendo a la previsible reforma de la ley autonómica. También, que el el Ayuntamiento continúe realizando campañas formativas y sensibilizadoras para prevenir y para abordar el problema de las adicciones y la ludopatía, dirigidas a jóvenes, familias, comunidad educativa, asociaciones, personal técnico municipal y población en general.

La moción reclama al Consistorio que inste a la Junta de Castilla y León –administración competente en el juego –al cambio de la Ley autonómica Reguladora del Juego y las Apuestas, “asegurando un análisis de la misma junto a las organizaciones sociales del sector”. Además, Izquierda Unida reclama que el Gobierno regional establezca una moratoria de cuatro años durante los cuales no se pueda otorgar ninguna licencia para el establecimiento de nuevos locales de juego; así como que realice protocolos que aceleren el acceso de las personas afectadas por ludopatía a los recursos específicos de salud o actividades informativas en los centros de educación secundaria, para profundizar en el uso que hacen los jóvenes de los juegos online y de apuestas y en los posibles problemas derivados de este uso.

Por último, la propuesta de IU solicita que se inste al Ejecutivo nacional a aprobar una regulación más restrictiva de la publicidad de los juegos de azar y apuestas en línea, siguiendo el modelo empleado en la publicidad de los productos del tabaco; y a impulsar criterios homogéneos con las Comunidades Autónomas, tendentes a evitar que los locales de apuestas puedan abrir antes de las 22.00 horas y que limiten su proximidad a centros escolares.

Reclama también al nuevo Gobierno que reoriente la tasa por la gestión administrativa del juego que pagan los operadores en línea con el fin de destinar un porcentaje a iniciativas preventivas, de sensibilización y de control; y establezca la obligación de que los locales de juego y apuestas abiertos al público cuenten con un cartel –visible–de advertencia sobre los peligros y riesgos de la ludopatía.