Izquierda Unida sentará dos concejales en este Salón de Plenos del Ayuntamiento de Segovia con 25 sillas. / Kamarero
Publicidad

Izquierda Unida ha solicitado al PSOE una propuesta programática, formulada en un documento por escrito, que incluya también la estructura de un equipo de Gobierno para el Ayuntamiento de Segovia. Una vez que sus responsables la reciban, previsiblemente ya la próxima semana, adoptarán una decisión teniendo en cuenta la opinión de la dirección colegiada pero también de la candidatura municipal del pasado 26-M.

El portavoz de IU en el Ayuntamiento y cabeza de lista de la candidatura, Ángel Galindo, reconoce que el segundo encuentro con una delegación socialista, en la que no estaba presente la alcaldesa, de cara a un posible acuerdo o pacto de gobierno “ha sido más positivo” que el mantenido la semana pasada aunque añade que “de momento el avance ha sido pequeño porque no es más que una muestra de voluntades”.

Galindo recuerda que corresponde a los socialistas la responsabilidad de formar un gobierno para la ciudad, “mover ficha”, y quiere ser cauto “porque no tenemos nada en firme”. Reitera que “de momento, la posición es mantenernos como hasta ahora, votarnos a nosotros mismos; ese es el escenario que contemplamos pero siempre hemos dicho que estamos abiertos al diálogo y no vamos a cerrar esa puerta”.

Además considera “sintomática” la no participación de la alcaldesa en el encuentro bilateral mantenido este jueves: “hay mejor voluntad pero que no esté la alcaldesa mostrándolo nos parece importante, que no solo lo diga públicamente en los medios”.

Giro

Aunque consciente de la correlación de fuerzas —el PSOE tendrá diez ediles en la nueva corporación e IU dos, él mismo y Ana Peñalosa—, insiste también en que “hay un mandato de la sociedad segoviana, que ha penalizado al Gobiernos socialista en el Ayuntamiento, y nos ha dado un concejal más, mayor representación, y además ha entrado también Podemos. Por eso creo que hay que hacer caso a la ciudadanía e intentar girar hacia políticas de izquierdas”.

Recalca también que para la organización de izquierdas lo principal es el programa “y a partir de ahí decidir si podemos entrar o no en un equipo de Gobierno”. Se trata, según Galindo, de desarrollar propuestas y valorar “dónde somos más útiles, no para Izquierda Unida sino para la ciudad de Segovia, que los concejales de IU sean una herramienta para realizar esas políticas y dar ese giro al Ayuntamiento”.

No descarta quedarse “en la oposición con acuerdos puntuales porque hay cuestiones que nos diferencian del PSOE, con las que no estamos de acuerdo”.

PEAHIS

Precisamente uno de los escollos es el Plan Especial de Áreas Históricas de Segovia (PEAHIS), aprobado por el pleno con el único voto en contra de IU en parte porque recoge la posibilidad de construir un aparcamiento en el paseo del Salón o su entorno, mientras la formación pide su protección para que prevalezca el patrimonio natural y el histórico sobre los intereses económicos. Comenta también lo costoso que han resultado otras infraestructuras similares.

Otra cuestión del PEAHIS “negativa” para IU tiene que ver con el modelo de ciudad que, en opinión de Galindo, favorece la especulación inmobiliaria —el plan aumenta en más de 1.500 viviendas la edificabilidad en las áreas históricas de Segovia— frente al derecho a la vivienda como bien de primera necesidad.

“Sabemos que cuenta con el apoyo de PP y Cs y es un asunto que nos aleja del PSOE; lo hemos hablado y marca diferencias porque es uno de los más importantes, aunque somos conscientes de que, por desgracia, somos los únicos que elevamos la voz en contra y por ese uso especulativo de la vivienda”, indica el representante de IU.

Luquero, “discreta y cautelosa”

La alcaldesa insiste en que “es nuestra responsabilidad conseguir un gobierno con la estabilidad necesaria”.

Clara Luquero, se muestra “cautelosa y discreta” y ni siquiera hace referencia a algunas ‘líneas rojas’ que pueden haber surgido durante los primeros contactos para la consecución de pactos para la gobernabilidad del Ayuntamiento.

Hoy jueves ha comenzado “la segunda ronda” de reuniones entre PSOE e IU y prefiere ser parca en declaraciones hasta que no concluyan.

A pesar de que, a priori, parece más factible, más estable, un pacto con un solo grupo político, Luquero replica que “depende porque la estabilidad se consigue con un buen acuerdo”.

Por otro lado, si se confirma que la negociación entre PP y Cs para la Junta de Castilla y León fructifica, lo considerará “una mala noticia para esta tierra”.