IU desiste de seguir el proceso judicial de las prejubilaciones en La Caja

La formación política quiere evitar el alto coste que podría suponer una hipotética condena en costas por parte del Tribunal Supremo

0

La formación Izquierda Unida ha presentado este lunes en la Audiencia Provincial de Segovia un escrito en el que desiste de presentar el recurso de casación por el caso conocido como de las prejubilaciones millonarias en Caja Segovia.

Izquierda Unida había anunciado el pasado mes de abril que acudiría al Tribunal Supremo una vez que la Audiencia Provincial absolvía a los acusados, antiguos directivos y cargos ejecutivos, once en total, de las acusaciones de apropiación indebida.

El juicio oral se celebró durante varios días de los meses de febrero y marzo. Mientras IU ejercía la acusación popular, la Fundación Caja Segovia mantiene la acusación particular, y prosigue con su intención de recurrir ante el Alto Tribunal.

Desde IU consideran que el principal motivo de desistir de mantener el litigio obedece al hecho de que una condena en costas sería el “suicidio” de la formación política, puesto que el montante económico sería de varios millones de euros a los que no podría hacer frente.
Razones económicas fueron también las que hicieron desistir de seguir en este proceso a la formación política UPyD, que había mantenido una férrea posición en este caso, con una gran campaña mediática y de movilización social; al igual que con el caso de la hipoteca del Torreón de Lozoya.

El abogado de IU, Alberto López Villa, estima que aunque han desistido de presentar el recurso, “existen fundamentos para hacerlo”, como el “desconocimiento profesional” de los miembros del Consejo de Administración, las “ayudas del Banco Financiero de Ahorros”, o la “mala situación financiera” en que se encontraba Caja Segovia “como consecuencia de sus aventuras inmobiliarias, fundamentalmente fuera de la provincia”.

Tras varias semanas sopesando las posibilidades, IU abrió este verano una campaña de captación de fondos económicos con el fin de seguir adelante con su recurso, para lo que señalaba su obligación moral de mantener su “compromiso con la sociedad segoviana”. Pero finalmente han decidido desistir.

Se mantiene así, únicamente la Fundación Caja Segovia, como acusación particular, que sí anunció que recurriría al Tribunal Supremo.