Los participantes en este curso de ayudante de cocina son inmigrantes de países no pertenecientes a la Unión Europea. / E. A.
Publicidad

Iniciativa Social de Mujeres Rurales (ISMUR), en colaboración con Colectivos de Acción Solidaria (CAS), ha realizado un curso de ayudante de cocina dirigido a la población inmigrante no comunitaria y enmarcado dentro del programa ‘Nuevas Tecnologías para la Inserción Socio-Laboral de la Población Inmigrante’, financiado por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social y el Fondo Social Europeo (FSE).

La formación ha tenido una duración dos semanas y ha sido principalmente práctica, adaptada a las personas participantes y en la que se han facilitado diferentes pautas para la elaboración de pinchos, platos y demás labores relacionadas con la figura profesional del ayudante de cocina.

El curso comenzó el pasado día 11 y se ha desarrollado hasta el pasado viernes, día 22, contando con la colaboración del Ayuntamiento de Segovia, concretamente de la Concejalía de Desarrollo Económico y Empleo, que ha facilitado la utilización de un espacio municipal para su realización.

Para completar el conocimiento, y como actividad final, se ha realizado una visita a las cocinas de dos restaurantes de la ciudad se Segovia, donde las personas participantes han podido conocer su distribución y la forma de realizar el trabajo.

Costura y confección

Actualmente la entidad lleva a cabo otras dos actividades formativas, ambas de costura y confección y enmarcadas en el mismo proyecto, que tiene previsto finalizar a mediados del mes de diciembre.

Tanto en la formación de ayudante de cocina como en la de costura y confección se imparten conocimientos que favorecen y promueven habilidades para facilitar la inserción laboral de las personas participantes, todo ello junto a sesiones individuales de orientación laboral hacia el empleo.