fes rp Presentacion Microbiowines luis moro K3A9204
Ismael Gozalo y Luis Moro, durante la presentación de la serie exclusiva de vino y los monotipos en papel. /E.A.

Ismael Gozalo, quinta generación de viñadores en la localidad segoviana de Nieva, que elabora vinos como se hacía desde el siglo XI y ahora bajo la denominación Microbio Wines SL y el artista visual Luis Moro han presentado ‘Involución’, una exclusiva serie de doce botellas de vino y doce monotipos en papel pintados a mano por el artista, cuya comercialización apoyará la labor del movimiento fundado por Vandana Shiva en la India, que promueve la agricultura orgánica y ecológica, la conservación de la biodiversidad y la integridad de los recursos vivos.

Elaborado en la bodega perteneciente al antiguo Monasterio del Parral en Nieva, la serie de sólo doce ejemplares con alma, es el fruto de un verdejo de la vendimia de 1971 y gracias a una doble crianza se transforma hoy en un vino oxidativo con 50 años de vida.

Un primer cuarto de siglo el vino estuvo bajo un velo de flor con crianza biológica, hasta que desapareció naturalmente y otro posterior cuarto de siglo con una crianza oxidativa, lo que hace de este vino algo singular e irrepetible.

Las uvas de Microbiowines se cultivan libres de agrotóxicos y biocidas, respetando la biodiversidad y los ecosistemas. Al respecto, en la presentación Gozalo aseveró que “somos simplemente viticultores… capaces de producir con los restos de la cosecha del año anterior, sin necesidad de incluir un agente externo, que lo que está matando es la vida. Cuanto más se bebe este tipo de vinos, mejor te sientes porque estás tomando una dosis altísima de probióticos, que el cuerpo agradece y necesita”.

En referencia a la Musa de ‘Involución’, Moro comentó que sus raíces parten de la tierra y emergen transformando la uva en vino. Se inspiró en su serie Triaca, un compuesto de plantas medicinales que se disolvían en trementina, vino y miel como excipiente y que han de dejarse doce años en reposo antes de ser usada. “En nuestro caso, este gran vino oxidativo se ha mantenido en reposo 50 años para convertirse en un bello ejemplo de crianza biológica-oxidativa a través de la involución del tiempo”.

Acerca de la cosecha libre de agentes externos, Ismael Gozalo comenta que el consumidor actual demanda este tipo de producción respetuosa con la salud y con el medio ambiente, a lo que Luis Moro agrega que, “afortunadamente, las nuevas generaciones son conscientes de que cuidando nuestro entorno nos cuidamos nosotros también”.