Investigado un hombre que instaba a una médico a irse del domicilio por ser sanitaria

Difundió a través de una red social con más de 1.700 usuarios un comentario al que le siguieron otros que pueden ser constitutivos de un delito de odio

2187

La Guardia Civil de Segovia está investigando a un hombre por si hubiera cometido un presunto delito contra el honor de otra persona a que invitaba a abandonar su domicilio por trabajar como personal sanitario.

Se trata del primer caso en que este tipo de situaciones se detecta en la provincia de Segovia, donde el pasado 29 de abril, la Guardia Civil recibió una denuncia telemática en la que una vecina empadronada de la localidad de El Espinar informaba de que estaba recibiendo numerosos comentarios a través de una red social en los cuales le pedían que abandonase su vivienda. Alegaban que  forma parte del personal sanitario del SUMMA 112, pero además se la acusaba de no respetar el confinamiento.

Los agentes de la Guardia Civil de Segovia iniciaron una investigación con el fin de esclarecer los hechos e identificar al autor de los mensajes que, además de ofensivos para la denunciante, asegura que eran falsos en muchos de los casos.

Tras las investigaciones realizadas por los agentes, se pudo comprobar  que se trataba de un vecino de su misma urbanización, quien había iniciado la publicación ofensiva en un grupo de difusión que cuenta con más de 1.700 miembros de una conocida red social,

Al parecer en el primer comentario le pedía a la mujer, una médico que trabaja en el Servicio de Emergencias Madrileño SUMMA 112,que abandonase su domicilio y se fuera a otro lugar a vivir para no contagiar de Coronavirus a los niños y vecinos de la comunidad de vecinos.

De este modo, la Guardia Civil, además de esclarecer el inicio de los comentarios ofensivos e identifica a su autor inicial, estudia si es  autor de un delito contra el honor. Las diligencias instruidas, han sido puestas a disposición del Juzgado de guardia de Segovia.

Las investigaciones demuestran que la mujer denunciante tiene su domicilio habitual en dicha urbanización y que, por tanto, no viola el confinamiento. Asímismo y según la denunciante, tampoco ha contraído la enfermedad, por lo que también ha tenido que sufrir comentarios vejatorios y discriminatorios, como podrían ser calificados por parte de la autoridad judicial.

La Guardia Civil ha señalado que continúa velando porque se cumplan las restricciones, sin desatender la seguridad ciudadana en aras al marco del Estado de Alarma, decretado por el Real Decreto 463/2020.