Un control realizado por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil. / EL ADELANTADO
Publicidad

El Subsector de tráfico de la Comandancia de la Guardia Civil en Segovia investigó durante el año 2019 a 117 personas por delitos relacionados con la pérdida del permiso de conducción.

De las 117 personas investigadas, 69 lo fueron por la pérdida de vigencia de la autorización por haber agotado el saldo de puntos, el delito más habitual. Asimismo, otras 37 personas fueron investigadas por conducir un vehículo sin haber obtenido nunca la pertinente autorización administrativa y once por haber sido privados cautelarmente de la licencia por decisión judicial.

En el conjunto de Castilla y León, 2019 cerró con 766 personas investigadas al no respetar la prohibición de conducir tras haber sido sancionados con la privación de su permiso.

De nuevo, la pérdida de vigencia de la autorización por haber agotado el saldo de puntos ocupa el primer lugar del cuadro de infractores, con 422 investigados, seguida de carecer del permiso de conducir por no haberlo obtenido nunca, con 236, mientras que 108 lo tenían retirado por sentencia judicial.

La suplantación de identidad en la realización de los exámenes de conducir y la vigilancia del uso de dispositivos electrónicos para intentar copiar en los exámenes ocupa también una parte importante de sus investigaciones. En este sentido, 29 personas fueron denunciadas el año pasado por este motivo en Castilla y León.

La actividad vigilante de la Guardia Civil en materia de tráfico y seguridad vial es permanente y se ejerce, no solo con su presencia visible en carretera con efectivos uniformados, sino también a través de agentes de paisano que integran los diferentes GIAT (Grupos de Investigación y Análisis de Tráfico) que en el pasado año 2019 detectaron casi 1 de cada 4 delitos descubiertos (22.58%) por estas causas en sus tareas de investigación, habiendo incrementado sus actuaciones en un 30% con respecto al año anterior.

El ejercicio de la actividad de conducción sin permiso atenta contra la seguridad vial y está penada por la ley con penas de prisión, multa o trabajos en beneficio de la comunidad.