obras juzgados nuevos 5
El edificio de la nueva sede judicial es uno de los proyectos más importantes para el próximo año. / NEREA LLORENTE

A falta de su tramitación en el Senado, al que llegará la próxima semana, el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022 concretó el pasado miércoles su aprobación en el Congreso de los Diputados, con el voto favorable del PSOE y una amalgama de partidos de izquierda e independentistas, que hará posible pone en marcha los proyectos e inversiones contenidos para 2022; y desde la oposición, el PP ha abanderado la negativa al proyecto económico del Gobierno con los votos de Ciudadanos y Vox.

Los parlamentarios nacionales por Segovia del PSOE y del PP escenificaron ayer en sendas comparecencias sus posiciones contrarias sobre los PGE, cargadas de críticas hacia la actitud de sus antagonistas políticos tanto para los proyectos contenidos para la provincia como para la ausencia de otros considerados necesarios.

Desde el partido en el Gobierno, el diputado José Luis Aceves y la senadora Ana Agudíez expresaron ante los medios su satisfacción por el amplio apoyo obtenido para los PGE, y resaltaron que las cuentas suponen “garantizar el blindaje de los servicios públicos y una recuperación económica justa”.

Así, Aceves destacó que Segovia recibirá directamente del Estado a través de las inversiones de los ministerios y las empresas públicas un total de 45,2 millones de euros, tres millones más de los que contemplaban las últimas cuentas aprobadas por el gobierno del PP en 2018. Este dinero permitirá acometer inversiones de calado como las obras de conservación y mejora de la autovía A-1 en el tramo Santo Tomé del Puerto-Burgos, o iniciativas como la rehabilitación del Teatro Cervantes o la conclusión de las obras del nuevo edificio de los Juzgados, como algunos de los proyectos más destacados. El parlamentario socialista lamentó el rechazo de los diputados segovianos del PP a los PGE, y aseguró que su voto en contra “no lo es al gobierno de Pedro Sánchez, sino un desprecio a los segovianos, al decir no a unas inversiones en nuestra provincia”.

Por su parte, Ana Agudíez puso el acento en el carácter social de los presupuestos, que destinan seis de cada diez euros a inversiones de carácter social, lo que supone más de 240.000 millones de euros para políticas que garantizan los servicios públicos y el desarrollo de políticas inclusivas orientadas a la juventud, la cultura, la investigación, la diversidad, el empleo o la formación.

Abandono

En la bancada popular, la interpretación de las cuentas es diametralmente opuesta, y los parlamentarios segovianos del PP lamentan que ninguna de las 14 enmiendas presentadas no hayan sido secundadas por el PSOE ni por otros partidos del arco parlamentario con representación en la provincia como IU, Podemos o Vox.

En una nota de prensa, el PP señala que las enmiendas incluían iniciativas como la inversión del SEPES para el desarrollo del área industrial de Prado del Hoyo, el museo del Real Aserradero de Valsaín, el vial interpolígonos Segovia-Hontoria o el estudio técnico del nuevo embalse del Cigüiñuela, entre otras muchas.

Los populares consideran que estos proyectos “siguen siendo muy importantes para los segovianos, pero no para los grupos políticos de la izquierda y de Vox, que no han hecho nada”, y critican el doble lenguaje de PSOE, IU y Podemos en las instituciones locales y regionales, donde “dicen una cosa en el Ayuntamiento, Diputación e incluso en el parlamento autonómico, pero en el Congreso de los Diputados, sus compañeros dicen lo contrario sin ruborizarse ante tanta mentira”.

Para el PP, los PGE son el símbolo de que el PSOEabandona a Segovia, prestando toda la atención a las inversiones de otras regiones cuyos grupos políticos dependen para su aprobación”, y confían en que el Senado pueda recoger alguna de sus enmiendas “por coherencia, pundonor y por el bien de Segovia, pensando en la provincia y no en sus escaños”.