Un agente medioambiental, realizando labores de observación. / EL ADELANTADO

Los Juzgados de Instrucción número 1 y número 5 de Segovia han dictado sentencia en dos procedimientos por delitos leves de amenazas e insultos contra agentes medioambientales y han condenado a los individuos denunciados al pago de una multa y de las costas del proceso. En este sentido, la Delegación Territorial de la Junta en Segovia ha hecho una valoración “muy positiva” de estas últimas sentencias y ha manifestado que “la resolución judicial favorable a los agentes debe servir de ejemplo y contribuir a incrementar la seguridad de estos profesionales en el desempeño de sus funciones”.

Según ha comunicado la Delegación Territorial, en el primer caso, los hechos se remontan a mayo de 2020, cuando dos agentes medioambientales denunciaron a un grupo de personas por incumplir las limitaciones establecidas en la declaración del estado de alarma. Tras el incidente, uno de los denunciados realizó varias publicaciones en su perfil en redes sociales con contenido amenazante hacia uno de los agentes.

Entre ellas, comentarios como: “Tú, te defino así por no decir x aki 4 verdades ya que te conozco bien. Aléjate de mí, si me ves mantente fuera de mi alcance porque te aseguro que no voy a frenar pase lo que pase, si te quieres, hazlo”. “Indirectamente a mí me harías un favor, pero si mantienes las distancias a ti no te pasará nada. Ten cuidado”… O: “Los aires de chulería que tenía era para partirle la cara allí mismo, pero todo llega, ese es mi consuelo”.

La sentencia del Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº 1 de Segovia, a la que hace referencia la Delegación Territorial, considera probados los hechos denunciados por los agentes medioambientales y que son legalmente constitutivos de un delito leve de amenazas, y condena al autor de los mensajes a la pena de 45 días de multa con cuota diaria de 10 euros y al pago de las costas causadas en el procedimiento.

En el segundo proceso, los hechos tuvieron lugar en marzo de 2021, cuando un agente medioambiental de la Junta que se encontraba trabajando en el recinto del Centro de Recuperación de Animales Silvestres de Segovia vio entrar a dos personas y dirigirse hacia el río con cañas de pescar. El agente les llamó la atención por haber entrado en el recinto del CRAS y comenzó a grabar la reacción que estaba teniendo uno de los individuos a los que había advertido. Este sujeto se dirigió al agente con graves insultos personales y amenazas: “…te voy a pegar…, deja de grabarme, sal del coche…”. Y cuando los denunciados abandonaban el recinto, la misma persona añadió: “Ya te pillaré…”, y continuó con más insultos.

Al igual que en el anterior caso, y según ha trasladado la Delegación Territorial, la sentencia del Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº 5 de Segovia considera que los hechos son constitutivos de un delito leve de amenazas y condena al autor a la pena de multa de un mes con una cuota diaria de 5 euros y al pago de las costas causadas.