Publicidad

Vecinos de la calle Gascos han mostrado su indignación por la quema de contenedores de basura, un acto vandálico que consideran daña material de uso ciudadano, obliga a que los Bomberos de Segovia tengan que intervenir y pone en riesgo a las viviendas próximas. El último suceso se ha registrado en la noche entre el sábado 18 de julio y el domingo 19 pero el malestar viene porque no se trata de un hecho aislado sino que es un problema que se ha repetido en el último mes en este mismo escenario y en otras vías de la capital. Así lo confirma también la concejala de Seguridad, Raquel de Frutos García, quien ha explicado que dado que puede haber una actuación sistemática se requiere una investigación por parte de la Policía Nacional. De forma que, antes de tener conocimiento de esta última quema, los actos vandálicos que se venían repitiendo en el último mes “se han puesto a disposición de la Policía Nacional, que los está investigando”, explica la concejala.

Por su parte, Ángel Pablo Román Fresnillo, que pone voz al malestar vecinal, pregunta “¿Hasta cuándo tenemos que aguantar; hasta cuándo tenemos que vivir un riesgo; hasta cuándo tienen que estar los bomberos ‘en danza’; hasta cuándo tenemos que soportar a tanto incalificable que un fin de semana sí y el otro también quema alguno de los contenedores de basura ubicados en la calle Gascos de Segovia?”. Este vecino pide a las autoridades segovianas que adopten las medidas adecuadas para luchar con esta “lacra social”, “pues si algún día ocurre una desgracia importante, ellas pueden verse responsabilizadas subsidiariamente”.

En todo caso, Ángel Román muestra su agradecimiento a la Policía Local y al Cuerpo de Bomberos “por la celeridad y eficacia, con la que de inmediato acuden a solucionar este problema, problema que en el último mes se ha repetido en varias ocasiones”.