igea fes andres ortega
El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, se reúne con los representantes de FES. / EL ADELANTADO

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, visitó este lunes Segovia para reunirse por la noche con los representantes de la Federación Empresarial Segoviana (FES) con carácter urgente. En el encuentro, el presidente de FES, Andrés Ortega, pidió al Gobierno regional “máxima celeridad y flexibilidad” en las medidas para que los locales de hostelería que permanecen cerrados en varios municipios de la provincia, en estos momentos Palazuelos de Eresma, La Granja y Carbonero el Mayor, además de la capital, puedan abrir y trabajar en igualdad de condiciones respecto a los que sí pueden ejercer su actividad, con las limitaciones necesarias.

En este sentido, el vicepresidente Igea se comprometió, siendo consciente de que la demanda de FES se basa en la situación de extrema gravedad de las empresas que permanecen con su actividad totalmente paralizada, a estudiar la situación y valorar posibles cambios, por ejemplo en los baremos del semáforo que marcan las restricciones o a permitir un horario reducido de apertura en lugar del cierre total.

Ortega trasladó también al vicepresidente las demandas de otras actividades empresariales que también sufren nuevas restricciones con las medidas actuales, como el cambio en las limitaciones de aforo en las casas de turismo rural o el cierre de duchas y vestuarios en los gimnasios y centros deportivos.

En el encuentro, el vicepresidente mostró su confianza en que la próxima semana la incidencia habrá bajado en la mayor parte de los municipios que ahora permanecen con los interiores de la hostelería clausurados y por tanto puedan acogerse a las medidas que rigen para el resto.

El presidente de FES, acompañado en la reunión por la gerente de la Federación, Beatriz Escudero, y por la presidenta de la Comisión de Hostelería y Turismo, Rocío Ruiz, agradeció a Igea su disposición para mantener este encuentro, que FES había solicitado para “agotar la vía del diálogo e intentar llegar a un consenso que dé un respiro a los cientos de empresas de hostelería de la provincia que atraviesan una situación prácticamente insostenible”.

Ortega cree que la Junta es consciente de que la preservación de la salud y de la economía son fundamentales y no elementos contrapuestos, y se muestra confiado en que “en los próximos días” pueda haber noticias alentadoras en este sentido. “Desde FES estaremos día a día trabajando para que esto se produzca”, concluye.