Hospital General KAM0517
Varias personas se disponen a entrar al Hospital General de Segovia. / KAMARERO

La Gerencia de Asistencia Sanitaria de Segovia y el Comité de huelga de las enfermeras de Quirófano consiguieron alcanzar ayer un acuerdo para poner fin a los parones en las instalaciones. Precisamente, este consenso evita que hoy, uno de los cuatro días de protesta programados inicialmente, se tenga que detener casi por completo la actividad en estas dependencias, tal y como ocurrió el 16 de noviembre.

Sacyl y los representantes de las enfermeras de Quirófano confirmaron el acuerdo y anunciaron que no realizarán hasta hoy la valoración del mismo, por lo que no se conoce por el momento las complejidades del consenso alcanzado. Sin embargo, sí quisieron remarcar el esfuerzo de ambas partes para lograr acabar con la huelga y evitar así nuevos retrasos en el Área de Quirófano.

Este último día de negociación, marcado por la urgencia de lograr un acuerdo antes del nuevo parón, deparó una jornada de intensos encuentros entre los mandatarios de la Gerencia de Asistencia Sanitaria y los representantes de las enfermeras de Quirófano.

El primer contacto tuvo lugar a primera hora de la mañana, cuando el Comité de huelga realizó una nueva propuesta que centraba casi en exclusiva sus reivindicaciones en el aspecto organizativo. Tras esto, la Gerencia de Asistencia Sanitaria de Segovia propuso un receso para estudiar en profundidad la oferta, volviendo a las negociación a última hora de la mañana. No fue suficiente la mañana y ni siquiera se paró para comer. Tras toda la tarde de reunión, no fue hasta después del ocaso cuando se logró conseguir el ansiado acuerdo.

La huelga de enfermeras del Área de Quirófano fue convocada por el sindicato Satse el día 5 de noviembre para protestar por la reiterada prolongación de sus turnos de trabajo más allá de su horario de salida. De esta forma, se programó cuatro días de parones que tendrían lugar durante el 16, 25 y 30 de noviembre y 9 de diciembre.

La primera jornada de protesta, que se llevó a cabo el pasado martes 16 de noviembre, fue secundada por el 100% de las enfermeras de estas dependencias y obligó a cancelar cerca del 90% de las operaciones programadas.

Durante ese primer día de parón, que será el único, solo se efectuaron cuatro de las 37 intervenciones previstas en la agenda de mañana y tarde. Las cuatro operaciones realizadas correspondieron a procesos tumorales prioritarios y no demorables. Todas ellas se llevaron a cabo durante el turno de mañana cuando se aplazaron 26 (13 de Oftalmología, cinco de Traumatología, cuatro de Cirugía General, tres de Urología y una de Ginecología). Además, por la tarde se cancelaron las siete que estaban previstas.