Hoy es siempre todavía

El Juan Bravo acoge una exposición en homenaje a Machado, con motivo del centenario de “Campos de Castilla”, organizada por el Instituto de la Lengua y la Diputación

19

“Campos de Castilla”, una de las obras más conocidas de Antonio Machado, cumplió en 2012 el primer centenario de su publicación y el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua quiso celebrarlo con una exposición, en la que se incluyen piezas del llamado Fondo Machadiano de Burgos, que ahora llega a Segovia, al Teatro Juan Bravo.

La muestra, inaugurada en la tarde de ayer y abierta hasta el próximo 17 de febrero, está organizada por el propio Instituto de la Lengua, en colaboración con la Diputación Provincial, así como la Academia Burgense de Historia y Bellas Artes Institución Fernán González.

El Fondo Machadiano de Burgos es uno de los legados más significativos, cuantitativa y cualitativamente, de Antonio y Manuel Machado y está constituido por manuscritos, documentos, libros, obras de arte y diversos objetos personales pertenecientes tanto a los dos escritores como a personas próximas a ellos.

El origen de este fondo se debe a la entrañable amistad que Manuel Machado y su mujer, Eulalia Cáceres, cultivaron en Burgos, durante la guerra civil, con el poeta burgalés Bonifacio Zamora Usábel, sacerdote y académico fundador de la institución Fernán González. A la muerte de Manuel Machado en 1947, Eulalia cedió, gratuitamente, el legado de su marido: una parte fue entregada al sacerdote burgalés y otra a la Institución Fernán González y a la Diputación de Burgos.

En marzo de 1948, Eulalia cedió a la institución Fernán González y a la Diputación de Burgos, conjuntamente, una parte del legado de su marido (biblioteca, crónicas de teatro, cartas, álbum de fotografías y objetos personales fundamentalmente). El Fondo bibliográfico legado a la institución permaneció íntegro hasta 1981, fecha en la que parte de la biblioteca fue traspasada a los fondos de la Biblioteca de Castilla y León de la Diputación burgalesa.

Poco después, también en 1948, la esposa de Manuel Machado realizó otra donación, en este caso particular y exclusivo, a Bonifacio Zamora, básicamente cuadernos y documentos, hoy conocido como los ‘Papeles de Antonio Machado’. En 1977, el sacerdote cedió esta propiedad a la Institución Fernán González, que ahora atesora y muestra este rico legado.