Concentracion AIHS HOTUSE Ayuntamiento
Algunos de los participantes en la protesta de ayer. / KAMARERO

El presidente de la Asociación Hostelería y Turismo de Segovia (Hotuse), Jesús Castellanos, anunció ayer que van a estudiar la posibilidad de presentar reclamaciones por el lucro cesante producido este mes en el que, tal como demuestra la decisión del Supremo, ha sido “ilegal”. “No vamos a perder el tiempo ni el dinero de nuestros asociados”, advirtió.

Castellanos, que además es secretario de la Confederación de Hostelería y Turismo de Castilla y León, dijo que no es plato de gusto tener que presentar reclamaciones, “pero se ha demostrado que impedirnos trabajar no ha servido para nada, salvo para colocarnos como culpables de la pandemia”.

En la misma línea, su colega presidente de la agrupación regional anunció que esta situación provocará seguramente una “cascada de demandas” por lucro cesante. “Estudiaremos cómo actuar jurídicamente desde la federación, aunque parece claro que la decisión de reclamar debe ser de cada empresario, por lo que ya hay plataformas en marcha para ayudar a los hosteleros que quieran acudir a los tribunales”, declaró De la Varga.

Los hosteleros lamentan que la decisión del Tribunal Supremo llegue tarde “prácticamente un mes después de que se empezara a aplicar una medida que ha afectado de lleno al sector hostelero”. Confían en que al menos este adelanto del toque de queda haya salvado de forma indirecta alguna vida, aunque se muestran convencidos de que “mantener el toque de queda dos horas más tarde apenas habría variado la situación actual de la pandemia”.

Los hosteleros no son los únicos en reaccionar, pues la presidenta de la patronal del comercio Conferco, Rosario Sanz, ha asegurado que también van a estudiar presentar demandas por “lucro cesante”. “Estamos mejor que antes porque lo anterior era una medida mucho más lesiva, daba igual que se pudiera abrir mas allá de las ocho si no había nadie en la calle y, de hecho, los comercios tenían media hora perdida pues la gente temía que no les diera tiempo a volver a sus casas”. En su opinión, el sector del comercio está afectado de una forma “terrible” por la pérdida de ventas y hay personas que ya no solamente tienen problemas par mantener su negocio, sino “para mantenerse a ellas mismas”.

Reacciones políticas

Los partidos políticos de la oposición en Castilla y León también reaccionaron ante la resolución del Tribunal Supremo. Así, el secretario general del PSOE en Castilla y León, Luis Tudanca, pidió la dimisión “hoy mismo” del presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, por restringir derechos “de forma irregular e innecesaria” tras tumbar el Tribunal Supremo el adelanto del toque de queda a las 20:00. UPL lo hizo el vicepresidente y consejera de Sanidad de la Junta, Francisco Igea y Verónica Casado. Y desde Podemos, Juan Pablo Fernández, dijo en Segovia que la Junta está abandonando a autónomos, hosteleros, centros deportivos y otros colectivos.