Terrazas Gente Mascarillas Coronavirus KAM2136
Terraza de un establecimiento hostelero de Segovia. / KAMARERO

Los hosteleros se muestran “optimistas” de cara al futuro y señalan que este mes de octubre podría ser “tan bueno o mejor” en volumen de negocio como el registrado en 2019, antes de la pandemia. Las buenas perspectivas acompañan a uno de los sectores que fue más castigados por la pandemia, que ya encadena varios meses de buenas ventas, en especial los últimos quince días cuando decayó la prohibición de consumir en barra.

El presidente de la Asociación de Empresarios de Alojamiento, Hostelería y Turismo de Segovia (Hotuse), Jesús Castellanos, señala que “septiembre ha sido un mes bueno de trabajo”, pero reconoce que no se ha llegado al volumen de ventas que el décimo mes tuvo en 2019. Sin embargo, ve un auge en la actividad de los negocios tras un verano “que ha acompañado”, por lo que espera que “si el tiempo se comporta, los puentes de octubre sean excepcionales”.

Somos optimistas, cuando lo hemos pasado mal lo hemos dicho, pero ahora cada vez trabajamos más”, señala Castellanos, que cree que durante los diez últimos días la gente ha llegado en mayor cantidad a los negocios hosteleros. “A partir del 20 de septiembre ha habido una explosión de gente”, recalca.

Con esta tendencia, espera un octubre “tan bueno o mejor” que el de 2019, añadiendo que es muy posible que este mes “esté por encima de las expectativas”. Castellanos reconoce que es un motivo de alegría ver a algunos bares sin terraza llenos, ya que estos “son los que peor lo han pasado” desde que apareció el coronavirus. “Tenemos fe en que este invierno sea especialmente bueno para estos negocios”, añade.

Por último, señala que en estos momentos “preocupa” la caída del turismo rural, pero espera que el empuje del final de septiembre se alargue y la situación de los negocios que dependen de los visitantes exteriores “empiece a mejorar”.