Homenaje a Segovia y sus gentes

El fotógrafo Jorge Represa ha comenzadoa realizar retratos a los vecinos para una exposición en forma de regalo

845
Jorge Represa fotografía a una de las cientos de personas que se han apuntado para ser partícipes./nerea llorente
Publicidad

En una época en la que los ‘selfies’ invaden las redes sociales, el postureo por ver quién tiene la vida más “molona” del mundo y lo buena que es de cara a los tan importantes seguidores o ‘followers’ para ir más con los términos que se usan más hoy en día, el fotográfo Jorge Represa ofrece a los segovianos una oportunidad única de olvidarse de mostrarnos como realmente somos delante de la cámara del reconocido fotógrafo vallisoletano Jorge Represa que tratará de desgranar el alma interior, aquello que identifica y hace únicos a los segovianos

El artista se propone crear una visión de la sociedad segoviana a través de las fotografías individuales de los vecinos de Segovia para llegar a un retrato colectivo que muestre la pluralidad cultural y diversidad que nos define como sociedad. Este proyecto se llama ‘Mola Segovia!’ y es un homenaje y un regalo para todos y cada uno de los segovianos. Por este motivo, el Museo Esteba Vicente se ha convertido desde ayer en el estudio del fotógrafo hasta este11 de diciembre para realizar este trabajo con los voluntarios que quieran ser parte de este álbum de paisanaje para lo que es imprescindible inscribirse en el propio museo.

No es la primera vez que Represa hace un experimento artístico como este. Ya en 2014, a través del proyecto Hola Barcelona! fotografió a más de un millar de la ciudad catalana. Ahora le toca a los habitantes de la ciudad del Acueducto.

“Quiero ver cómo son los segovianos, retratarlos y que muestren cómo son realmente. En Barcelona fue algo muy chulo y estoy convencido de que la de Segovia no se va a quedar atrás”, asegura Represa, que cuenta con un vínculo muy fuerte con Valsaín.

Como bien decimos los primeros modelos comenzaron ayer a posar y como asegura el propio autor esta siendo “genial” porque se está acercando gente muy diversa y eso precisamente es lo que busca el fotógrafo, que aunque tiene ya los primeros días colapsados para sus fotos anima a todo los segovianos que se acerquen, que todo el que quiera se apunte y pueda quedar inmortalizado en una exposición única, como cada persona que participa en ella.

Esta visión personal de Represa está convencido de que va a gustar mucho una vez que quede expuesta, pero realmente el propio fotógrafo no se marca una fecha en la que tener la exposición porque el trabajo de postproducción es largo y dependerá de la gente que participe. Por el momento se esperan más de una centena de participantes.

Se avecina un puente, así que si te aburres en casa y no sabes qué hacer tan solo acércate al Museo Esteban Vicente y participa en esta exposición mágica.