Escobar de Polendos, hay que empadronarse

El principal problema al que se enfrenta la localidad es que muchos vecinos residen en el pueblo pero están registrados en Segovia, lo que disminuye la cuantía de las ayudas

A pesar de la difícil situación a la que se enfrentan los municipios pequeños de la provincia de Segovia, donde a consecuencia de la mala situación económica a nivel mundial, los recursos escasean y las ayudas públicas no son suficientes, el equipo de Gobierno de la localidad segoviana de Escobar de Polendos, núcleo al que pertenecen Pinillos de Polendos, Peñarrubias del Pirón, Villovela del Pirón y el Parral de Villovela, sigue trabajando en numerosos compromisos con el fin de mejorar la calidad de vida de sus vecinos.

“En cuanto a ejecución de proyectos nos encontramos en un momento bastante complicado, ya que están muy parados. Aunque no tiramos la toalla y seguimos trabajando en hacer lo máximo posible en nuestro día a día. De hecho, en la actualidad estamos rehabilitando un Centro Social en el núcleo de Peñarrubias, en el antiguo edificio del Ayuntamiento. Este centro será de mucha utilidad ya que así los vecinos dispondrán de un lugar de encuentro, reunión y donde organizar charlas, cursos, fiestas y cualquier tipo de taller. En el resto de núcleos ya le tenemos y su actividad es muy buena”, comenta Miguel Mariano, alcalde de Escobar de Polendos.

La pavimentación de la calle ‘Las Escuelas’, en la localidad de Villovela del Pirón, gracias a una subvención recientemente concedida por la Junta de Castilla y León, cuyas obras se pondrán en marcha en el próximo mes de mayo y la instalación de un circuito biosaludable en un parque en Escobar de Polendos, son otros dos de los compromisos más inmediatos.

“Ya disponemos de un parque con este tipo de aparatos de gimnasia para gente mayor en Pinillos de Polendos y he de destacar su gran aceptación, ya que todos los vecinos, tanto jóvenes como mayores lo utilizan. Por ello, nuestro deseo es poder instalarlos en los otros núcleos poblacionales”, añade.

Redactar las normas urbanísticas y crear dos viviendas y un centro para dar charlas en la antigua casa del médico en Pinillos de Polendos, son otros de los compromisos en los que trabaja el Ayuntamiento, aunque para su ejecución necesite ayuda pública.

Por otro lado, hay que destacar que el principal problema al que se enfrenta dicha localidad es que muchos vecinos viven en el pueblo, es decir tienen en la localidad su primera residencia, pero no están empadronados allí sino que están registrados en la capital segoviana por diversos motivos. Lo que complica la situación y supone una traba a la hora de recibir ayudas y subvenciones de las diferentes administraciones públicas, puesto que el dinero es proporcional al número de empadronados.

Mejorar el transporte metropolitano, es otra de las necesidades más demandas por los vecinos, sobre todo, del núcleo de Escobar de Polendos, donde hay mucha población mayor que tiene que andar un kilómetro y medio hasta el pueblo más cercano para poder coger el urbano porque no llega hasta dicho núcleo poblacional.

CON EL ALCALDE

Miguel Mariano Marcos: “Experiencia dura y difícil ”

Miguel Mariano Marcos lleva al frente de la Alcaldía de la localidad segoviana de Escobar de Polendos tres años, aunque desde hace once está relacionado con el mundo de la política y la gestión municipal, puesto que antes de ocupar el cargo de alcalde desempeñó durante dos legislaturas consecutivas las funciones de concejal.

Es, por lo tanto, buen conocedor de los asuntos municipales y cuenta con experiencia en ejecución de proyectos, trámites, papeleo, burocracia y atención al público, pero a pesar de su saber en temas locales asegura que la labor de alcalde de un pueblo pequeño, en el que los recursos económicos escasean, es cada vez más complicada e ingrata.

“Está siendo una experiencia bastante dura y difícil porque durante esta legislatura hemos tratado asuntos polémicos como el tema del aeropuerto y, sobre todo, porque es imposible ejecutar cualquier mejora, por pequeña que sea. Es decir, si comparo esta legislatura como responsable del término con las mías anteriores como concejal la gran diferencia entre ellas es que antes, independientemente de la envergadura o dimensión, conseguíamos ejecutar proyectos y hacer realidad compromisos, pero en la actualidad es casi imposible. La situación es muy mala, porque los municipios pequeños apenas disponen de recursos y la Administración Pública tampoco puede llegar a cubrir todas las necesidades”, explica Mariano.

“Y otro inconveniente es que los alcaldes de pueblos pequeños no disponemos de anonimato ni de un sólo día libre en todo el año”, añade.

¿Qué destaca del municipio?

Sobre todo, la noche de Las Luminarias, el 14 de agosto, ya que es una bonita tradición que congrega mucho público y la gran aceptación que tienen entre los vecinos las fiestas de los diferentes núcleos, ya que todos participan, independientemente de cual sea la fiesta. Son personas muy hospitalarias con los foráneos y activas tanto a la hora de participar y asistir a los actos programados como de organizar.

FICHA:

Población: 205 habitantes

Altitud: 903 m.

Superficie: 39,70 Km2

Distancia de la capital: 20 Km

Comarca: Tierras de Segovia

Pedanías: Pinillos de Polendos, Peñarrubias del Pirón, Villovela del Pirón y el Parral de Villovela.

Fiestas: Escobar: Luminarias, Nuestra Señora y San Roque (14, 15 y 16 agosto) y San Nicolás de Bari (6 diciembre); Pinillos: San Pablo (25 enero) y Nuestra Señora del Rosario (primer fin de semana de octubre); Peñarrubias: Virgen de la Octava, El Parral: San Vicente (22 enero); Villovela: Las Candelas (2 febrero), la Cruz (3 mayo) y fiestas de Verano (agosto)