Hay Festival apura sus últimos eventos con humor y un toque reivindicativo

La XVI edición, que llegará este domingo a su fin, atrajo a la ciudad a las cómicas Toni Acosta y Silvia Abril y al escritor irlandés John Boyne, entre otros creadores

Las actrices Silvia Abril y Toni Acosta son las creadoras de uno de los podcasts más escuchados en España. / EFE
Las actrices Silvia Abril y Toni Acosta son las creadoras de uno de los podcasts más escuchados en España. / EFE

El Hay Festival Segovia sigue siendo ejemplo de la reactivación de la cultura en la ciudad, que se ha llenado un año más de emociones. Tras haberse visto obligada a reinventarse, la XVI edición del festival, que llega este domingo a su fin, vive sus últimos eventos con encuentros entre creadores que exploran campos como la narrativa, la música o el arte.

Con el renacimiento de la sociedad a partir de la renovación de la relación entre el ser humano y la naturaleza como latemotiv, este festival del conocimiento reunió este sábado en el Teatro Juan Bravo a las cómicas Toni Acosta y Silvia Abril y acogió en el Aula Magna de IE University al escritor irlandés John Boyne.

Un oasis de intimidad

Las actrices Silvia Abril y Toni Acosta, creadoras de uno de los podcasts más escuchados en España (‘El Grupo’), señalaron que este soporte es “un oasis de intimidad” que supone “formar parte de la vida de la persona que te escucha”.

Durante su participación en el Hay Festival, en conversación con el periodista Álex Fidalgo, explicaron que son dos amigas que se presentan en sus podcast tal y como son, y muestran una forma de enfrentarse a la vida.

“Somos antidivas, contamos lo que nos ha pasado en clave de intimidad, mi batalla no es el ego de Instagram sino llegar a tiempo para ir a buscar a mis hijos al colegio”, explicó Acosta.

Por su parte, Abril reconoció que no les da miedo exponerse “porque la gente tiene que saber que somos normales, me encanta la transparencia”. Así, contó como anécdota que esa mañana había viajado en avión con las deportivas puestas al revés y no se dio cuenta hasta que no llegó a casa de Acosta.

Con el objetivo de hacer reír a la gente, porque les compensa saber que generan “buen rollo”, las bambas de Abril darán juego en uno de sus nuevos podcast.

Las actrices han lanzado su nueva temporada con formato renovado y nuevo nombre, ‘Las del Grupo’, un proyecto que ha logrado posicionarse a la cabeza de la categoría de humor y comedia en España.

En 2019, las cómicas estrenaron en la SER el programa radiofónico ‘El Grupo’, que alcanzó cerca de 2.5 millones de reproducciones en sus versiones de vídeo y audio.

Su programa lo consideran coral ya que, incluso, si les llama la familia entran en la grabación. Además, cuentan con un grupo en Telegram en el que participan enviando situaciones de su vida con las que generan contenido.

A las actrices también les une haber nacido un 10 de abril, Acosta en 1972, y Abril en 1971, lo que les dio pie para explicar varios detalles de su relación personal; reconocieron que les ocurren “cosas muy similares” porque son “almas gemelas”.

De hecho, Abril había rechazado un papel en ‘Padre no hay más que uno 2’, de Santiago Segura, donde trabajaba Toni Acosta, pero después de conocerse personalmente a las puertas de un teatro, Abril aseguró que “terminó pagando” para hacer la película.“Ya no nos separamos”, manifestó Abril.

Cuando no quedan para verse, se llaman, y cuando no se llaman, se envían mensajes, de su vida diaria y de lo que observan en el entorno. De esta forma sacan contenido para un episodio, que tiene una media hora de duración, y para mantener una charla en la que el humor es la base de la conversación y el reírse de sí mismas su lema.

hay festival John Boyne Alberto Marcos
El irlandés John Boyne. / EFE

División en el colectivo LGTBI

El autor de la novela mundialmente conocida ‘El niño con el pijama de rayas’, el irlandés John Boyne, lamentó la existencia de una “guerra civil” entre diferentes personas del colectivo LGTBI, provocada por “una gran división” entre homosexuales y transexuales: “Hay que respetar los derechos de todo el mundo”, precisó. Considera que esto también afecta a las mujeres que defienden sus derechos: “Deberíamos luchar todos juntos”, señaló.

Boyne participó este sábado en uno de los eventos organizados por Hay Festival Segovia, en el que presentó su novela ‘Las furias invisibles del corazón’, que llegó a España el pasado mes de mayo.

En ella, el autor acompaña a su protagonista, Ciryl, desde que nace hasta el final de su vida y, a la vez, ofrece un retrato conmovedor de los últimos 70 años de la historia de Irlanda, a través de once capítulos separados por elipsis de siete años.

Uno de los temas sobre los que habla esta obra es la culpa y la vergüenza con la que crece el personaje cuando descubre que es homosexual, una sensación que el autor reconoce haber vivido cuando era adolescente y que recuerda como “una maldición que no has pedido”.

Preguntado acerca del momento que vive el colectivo LGTBI, el escritor señaló que “es lamentable que los heterosexuales utilicen la división entre homosexuales y heterosexuales para dar rienda suelta a su homofobia, que está totalmente interiorizada y ahora la están exteriorizando”.

En opinión de Boyne, ocurre también que “a muchas mujeres que defienden sus intereses las llaman intolerantes por querer defender sus derechos… la falta de respeto a estas personas es muy deprimente”.

Durante el encuentro, Boyne conversó con el escritor y editor Alberto Marcos acerca de otros temas, como el contexto de ‘Las furias invisibles del corazón’, que comienza en la Irlanda de la posguerra y tiene algunos episodios tan oscuros como el que se asoma a la crisis del sida en los años 80.

Boyne afirmó estar sorprendido de que esta cuestión no aparezca más en la ficción y que siga siendo un tabú, y relató que él mismo recuerda un momento que vivió con 16 años, cuando escuchó que sugerían en la radio hacer una redada y llevar a todos los homosexuales a una isla y dejarlos allí para evitar más contagios.

Desde el viernes y hasta hoy, tendrán lugar 65 encuentros con más de 160 invitados en diferentes espacios de Segovia. Un año más, la ciudad ha servido como foro de debate de buena parte de las cuestiones que inquietan a la sociedad.