Escultura Metrópolis, de Alberto Carvajal. Cesión temporal al Campus María Zambrano. / Gael Zamora

El Campus María Zambrano de la UVa en Segovia (UVa) ha acogido esta primavera la exposición denominada Habitar el escombro dentro de un proyecto de relación con el entorno que, para las profesoras Carmen Gómez y Gael Zamora, “establece colaboraciones con otros agentes de la ciudad, ampliando el concepto de comunidad educativa para generar espacios de encuentro y reflexión en torno al arte”. Estas profesoras de Didáctica de la Expresión Plástica, que han sido a su vez las comisarias de la exposición, conciben su labor didáctica sin dejar de atender nunca a esa dimensión de transferencia del conocimiento.

En esta ocasión, ha sido una empresa segoviana, de la mano de Reyes Lobo San Juan, la que se ha brindado a colaborar para apoyar desde una labor didáctica que caracteriza a nuestro Campus. El Centro de Reciclaje de RCDs “AR Los Huertos”, que dinamiza Reyes junto con los integrantes de su núcleo familiar, lleva a la práctica desde hace 10 años la idea de dar vida a los desechos y para ello creó en su día ESCOMBRARTE, un concurso internacional de escultura con materiales reciclados procedentes de la construcción.

A lo largo de este tiempo se ha ido generando una colección de piezas de estilos y temáticas diferentes, creadas por artistas comprometidos con el “reciclaje creativo”. Es en esa colección donde la Sección Departamental de Didáctica de la Expresión Plástica ha buceado para seleccionar las piezas de una exposición que ha tenido una gran repercusión en los espacios de la segunda fase del Campus María Zambrano, proponiendo a sus estudiantes y al conjunto de la comunidad universitaria y visitantes del propio Campus, un pequeño viaje por estas arquitecturas del escombro.

En el catálogo de una de las exposiciones anteriores celebrada en el Palacio de Quintanar, el crítico de arte y ex profesor de la UVa Rodrigo González Martín explicaba como “Escombrarte se suma a una de las tendencias artísticas más difundidas en la plástica contemporánea que se denomina arte ecológico, arte del reciclaje, arte ambiental, integrando valores de sostenibilidad y compromiso crítico en la creatividad”.

Las esculturas de casas, edificios y estructuras invitan a reflexionar sobre las ciudades y nuestra manera de construirlas, habitarlas o visitarlas. En este proyecto, demoler, construir y vivir se convierten en palabras que nos hablan de arte y arquitectura, pero también de convivencia, ecología y economía circular.

La exposición es pues, una invitación a disfrutar de la estética y a explorar valores educativos y éticos, un campo de juego para la mirada y un escenario didáctico que hace permeables las paredes de la universidad para permitir la entrada de aire fresco e inspirador.

Uno de los objetivos de la institución universitaria debe ser el de crear puentes con la sociedad, detectando aquellas experiencias relevantes que permiten a los estudiantes vincular sus aprendizajes con la vida. Esta experiencia puede tomarse como un ejemplo palpable de ese tipo de colaboración eficaz entre la universidad y la sociedad. El pasado jueves día 10 de mayo la representante del Centro de Reciclaje de RCDS, Reyes Lobo San Juan, y el Vicerrector del Campus María Zambrano de la UVa en Segovia, firmaron un acuerdo de cesión de la obra Metrópolis del artista Alberto Carvajal García, que durante los próximos 10 años será exhibida en la segunda Fase del Campus.

METRÓPOLIS. Alberto Carvajal García

Metrópolis participó en ESCOMBRARTE en 2014, resultando ganadora de esa edición.

Realizada con varilla de acero corrugada de varios diámetros, esta escultura es un expresivo ejemplo de reutilización de material constructivo y representa la filosofía que sustenta el proyecto de Escombrarte.

Metrópolis es una ciudad maciza, potente, elegante y majestuosa, como lo son algunas de las grandes ciudades. Como en ellas, cada edificio es autoportante y se ha construido de forma independiente, pero pensando en la estética del conjunto. Así, este skyline, de acero y soldadura, ante el que nos sentimos gigantes, eleva rascacielos y proyecta sombras, juega con los ritmos y los volúmenes, en una pieza equilibrada y armónica.

Esta escultura pertenece a la colección de Escombrarte y podrá visitarse en el Campus María Zambrano de Segovia (Uva) desde junio de 2021, durante los próximos 10 años.

Ha formado parte de la exposición Habitar el escombro y el acuerdo da carta de naturaleza a su “adopción” temporal para que pueda ser disfrutada por la comunidad educativa.

“Habitar el escombro”: Una experiencia ejemplar de colaboración universidad empresa
Alumnas de la Facultad Educación trabajando sobre el concepto de exposición. / José Manuel Álvarez