El presidente de las Cortes, Carlos Pollán, entrega el premio a las ganadoras de los Premios 'Valores democráticos'. / NEREA LLORENTE
El presidente de las Cortes, Carlos Pollán, entrega el premio a las ganadoras de los Premios 'Valores democráticos'. / NEREA LLORENTE

Que no solo se formen como buenos estudiantes, sino que lo hagan también y, sobre todo, como ciudadanos que respetan los derechos humanos y la democracia. Es este el eje sobre el que giran los Premios Valores Democráticos, cuya quinta edición llegó este lunes a su fin con un acto de entrega que acogió el Teatro Juan Bravo de Segovia. El galardón cobró este año especial importancia, al celebrarse en un contexto “muy difícil” en Europa, que muestra hasta qué punto es primordial que la juventud conozca unos valores que, “de haber estado en la vivencia de los que han provocado la guerra en Ucrania, no se habría producido este conflicto”, tal y como aseguró el director de la Fundación Valsaín, Álvaro Gil Robles.

Su experiencia como Comisario Europeo de Derechos Humanos le llevó a numerosos conflictos que “nacen del odio y de la idea de potenciar el imperio de la fuerza, no de la razón, del entendimiento ni de la paz”. Se trata de sociedades que, a su juicio, no han debatido sobre la importancia de la democracia y “de que su valor fundamental no es la fuerza, sino la paz y la libertad”, de acuerdo con Gil Robles.

Esta vez, la idea de los Premios Valores Democráticos, convocados por la Fundación Valsaín y la Fundación Castilla y León, era ‘la responsabilidad’, el valor sobre el que se cimientan el resto; sin ella no habría tolerancia, igualdad, solidaridad y libertad –sobre ellos giraron los certámenes anteriores. “El valor de la responsabilidad va unido al valor del compromiso y de que todos los actos tienen sus consecuencias”, manifestó la consejera de Educación, Rocío Lucas.

A la entrega de premios, que reunió hasta 53 vídeos presentados por alumnos de la Comunidad, también acudieron el presidente de las Cortes, Carlos Pollán, el vicepresidente primero de las Cortes, Francisco Vázquez, el presidente de la Fundación ‘Valsaín’ y alcalde de San Ildefonso, Samuel Alonso, el alcalde accidental, Jesús García, el delegado territorial, José Mazarías, y la diputada Sara Dueñas, entre otros.

Pollán, por su parte, declaró ante los alumnos de los centros ganadores del galardón que la democracia es “un bien muy delicado y frágil” que se está enfrentando a amenazas externas, como la invasión de Ucrania, e internas, debido “al aumento de la polarización y a la imposición de unos determinados consensos que están expulsando del debate público las ideas de millones de ciudadanos”. Es por ello por lo que pidió a los estudiantes que hicieran gala de la “responsabilidad” y de la igualdad, la diversidad y la tolerancia.

Los premiados

Al comienzo del acto, un corazón iluminó el escenario. Y esto no fue casualidad, pues el corazón representa la pasión con la que más de 200 alumnos con 50 proyectos diferentes participaron este año en los Premios Valores Democráticos. El mago Miguel de Lucas fue el encargado de conducir una gala en la que, en más de una ocasión, buscó la complicidad del público.

El jurado distinguió a la Escuela de Arte y Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Ávila, con el primer y el segundo premio; al Colegio Marista ‘San José’ de León, con el tercero; y como reconocimiento del público, al Centro ‘Nuestra Señora de la Consolación Agustinas Misioneras’ de Valladolid. Todos estos centros presentaron trabajos audiovisuales sobre la importancia de los valores que identifican a una democracia, su vigencia actual, así como sus desafíos y amenazas.

Los alumnos ganadores, junto con dos profesores, viajarán hasta Bruselas del 26 al 29 de junio para visitar las principales instituciones europeas.

La consejera de Educación, Rocío Lucas. / NEREA LLORENTE
La consejera de Educación, Rocío Lucas. / NEREA LLORENTE

Lucas critica la “falta de consideración” del Gobierno hacia las comunidades

La consejera de Educación, Rocío Lucas, recriminó este lunes al Gobierno el haber actuado con “bastante falta de consideración” hacia las comunidades autónomas a la hora de hacerles llegar los currículos desde el Ministerio, también el del nuevo Bachillerato General, del que disponen desde el pasado 6 de abril y cuya implementación están estudiando y analizando para que “no haya ningún perjuicio para los alumnos de Castilla y León”, tal y como anunció en declaraciones a los medios al ser preguntada por esta cuestión antes de participar en el acto de entrega de los V Premios Educativos Valores Democráticos que tuvo lugar en el Teatro Juan Bravo de Segovia, organizados por la Fundación de Castilla y León y la Fundación Valsaín.

Lucas recordó que el Ejecutivo autonómico recibió el nuevo currículo del Bachillerato General el 6 de abril, y que ahora han de completar el 40% del currículo y que los decretos autonómicos tienen “un periodo determinado de publicación”.

Sobre esta nueva modalidad, diseñada para aquellos alumnos que busquen una educación más generalista y flexible, la consejera de Educación denunció que genera “muchas confusiones” entre los estudiantes “a la hora de qué materias se convalidan o no, o de qué canales deben seguir para estudiar los correspondientes grados”.

Con respecto a los posibles cambios en la EBAU, Lucas reiteró la demanda de la Junta de una prueba de acceso única e “idéntica” para todo el territorio nacional. “No vamos a cejar en el intento, vamos a seguir con toda nuestra intensidad exigiendo esa EBAU única; no que sea homogénea, ni parecid, sino que sea idéntica”, añadió.