El oficio del resinero es uno de los sectores que también promueven Escuelas Campesinas. /E.A.

El proyecto ‘Gente y Tierra’ de Escuelas Campesinas impulsa la creación de un mercado virtual de artesanos. Busca nuevas iniciativas más sociales y solidarias que fortalezcan el mercado local, con el apoyo a la actividad artesanal a través de una web hecha a su medida. Este mercado virtual puede hacer llegar a más gente su trabajo y facilitar la dura tarea de sacar a la venta productos únicos, este año sin ferias ni mercadillos presenciales.

Con esta web, fruto del trabajo de una iniciativa solidaria con el problema del sector artesanal, Panoramum, se podrá acceder al trabajo de cada artesano, conocer sus creaciones recientes y comprar sus productos a través de un simple Whastapp.

Es una iniciativa donde tienen cabida todos los artesanos interesados en unirse para crear un gran mercado virtual navideño, donde todos tendrán su escaparate y podrán llegar a todas las personas con ganas de comprar objetos únicos, originales y creados solo para ellas.

El mercado virtual es la última de las iniciativas generadas en el programa ‘Gente y Tierra’ este año, pero a lo largo de 2020 han desarrollado otras muchas actividades. Se aprendieron muchas cosas, que la música de los pastores sigue sonando a los pies de la sierra con iniciativas como Tamanka Teatro, recordando la importancia de sus rebaños para la gestión forestal. Aunque muchas fraguas ya no están en los pueblos, con ‘Gente y Tierra’ se puede conocer a Jesús Andaluz, que reinventó su profesión para diseñar herramientas que trabajan la tierra con el mínimo esfuerzo. Con la colaboración de Raúl Martín Vela y Carlos Zapatera se conoce mejor cómo el duro oficio de la resina ha conservado un paisaje característico de la Tierra de Pinares, ecosistemas imprescindibles, que ellos mejor que nadie saben cómo gestionar. Por último, junto a Raúl Santana se conocen los secretos del vidrio emplomado, el estilo Tiffany y el escaso y difícil canutillo de ‘hojadelata’.