Fumar está “implícitamente” prohibido al ser obligatorio el uso de mascarillas

La Junta de Castilla y León anunció ayer que va a dar instrucciones para que las fuerzas de seguridad sean “lo más estrictas posible” en el cumplimiento de las normas dictadas que afectan a las terrazas y que implican que si no hay distancia social únicamente se puede retirar la mascarilla para beber o comer, pero no para fumar.

A raíz del anuncio de la Xunta de Galicia sobre las restricciones sobre los fumadores, el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, recordó que esta Comunidad ya dejó regulada esta situación en su decreto de la nueva normalidad: “Es evidente que en esta Comunidad está prohibido fumar en las terrazas porque sólo se puede quitar la mascarilla para comer y beber, y para ninguna otra cosa más”.

No obstante, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Igea aclaró que sí se puede fumar en un contexto en el que existan esos dos metros de distancia, se encuentre el fumador en una terraza o en la calle.

En la misma comparecencia ante los medios, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, remarcó que más que una cuestión sobre el tabaquismo, que aconsejó abandonar, se trata de un asunto de distancia social y del factor de transmisión que puede asociarse a esta práctica. “Vamos a dar instrucciones para que se sea lo más estricto posible con las sanciones y la restricciones”, añadió Igea.

Sobre este asunto, la Xunta de Galicia oficializó, con la publicación en el Diario Oficial de Galicia, la prohibición de fumar en la vía pública y espacios al aire libre, incluidas terrazas, si no se cumple con la distancia de seguridad de dos metros por la concurrencia de personas o las dimensiones del lugar. La medida se está estudiando también en otras comunidades.

La Junta pide no depender de un juez para dictar las medidas

La Junta ha reclamado al Gobierno un “liderazgo” para afrontar el Coronavirus y dote de “herramientas” a las comunidades para poder “tomar decisiones” contra los contagios de forma homogénea, en referencia a los aislamientos de municipios, sin estar a expensas de la autorización judicial.

El vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, dijo ayer que el Ejecutivo autonómico “no puede luchar contra el virus si no tiene una herramienta eficaz” que permita tomar “resoluciones rápidas y fiables, basadas siempre en criterios epidemiológicos, pero ágiles para impedir la propagación”. Sin embargo, ha garantizado que “si no es así” y el Gobierno no dota a las autonomías de estas herramientas, la Junta ya trabaja en posibles “cambios legales para intentar facilitar la toma de decisiones”.

Íscar y Pedrajas salen mañana sábado del aislamiento

Los municipios vallisoletanos de Íscar y Pedrajas de San Esteban, que suman 9.500 habitantes, terminarán mañana sábado a las 00:00 horas su periodo de 14 días aislados después de la mejoría que se ha logrado en sus datos de incidencia del coronavirus, según confirmó el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea.

Estas dos localidades, de la misma zona básica de salud, comenzaron su aislamiento el pasado 2 de agosto con 43 casos positivos, pero este jueves solo hay 9, lo que deja la tasa de incidencia por cada 10.000 tarjetas sanitarias en 8,13.

De este modo, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, explicó que el aislamiento, junto al resto de medidas que recoge el plan de contención puesto en marcha por la Junta, funcionan y recordó que establecer 14 días de aislamiento no es un capricho, sino el plazo estipulado por la Organización Mundial de la Salud.