Los franceses Du Bruit dans la tete&Marionetik, en su actuación. / KAMARERO
Los franceses Du Bruit dans la tete&Marionetik, en su actuación. / KAMARERO

Hasta diez compañías francesas están presentes en Titirimundi 2022 -que finaliza este lunes con una treintena de funciones, en espacios cerrados, patios y en la calle- con maneras muy diferentes de conquistar al público de todas las edades. En el jardín del Palacio de Segovia, el antiguo Palacio Episcopal, se esconde una pequeña joya, la compañía ‘El Ilustre Teatro de los Hermanos Sabattini’, con una historia directamente inspirada en ‘Las aventuras y desventuras del Barón de Münchhausen’. El edificio de La Alhóndiga fue tomado por Bakélite y su ‘Star Show’, un espectáculo de teatro de objetos de pequeño formato sobre baldosas, informa Patricia Martín /Ical.

La sorpresa de los Hermanos Sabattini está en el tamaño, su propuesta se desarrolla en una caja sobre-elevada de 2 por 1,20 metros, que está dotada de aperturas en tres niveles que permiten a una docena de espectadores introducir la cabeza, accediendo a los diferentes balcones del teatro. Allí, pequeñas marionetas representan al resto de espectadores en los balcones y en el patio de butacas. Un escenario tiene una inclinación de un siete por ciento, con numerosas ruedecillas que permiten deslizar los diferentes personajes y decorados.

Tres espectadores en la zona del escenario, a un lado y otro de los bastidores, operan mecidos -por las órdenes que reciben del manipulador- maquinarias en miniatura, fieles a las que se podían encontrar en esa época. Estos tres espectadores: ‘Courier’, ‘Jardinier’ y ‘Cintrier’, que en Francia, define al maquinista del lado derecho, izquierdo o en los telones del escenario. Una terminología inspirada en los términos ‘estribor’ y ‘babor’ de un barco.

El ‘Barón de Münchhausen’ vive muchas aventuras, por lo que los privilegiados espectadores disfrutan de numerosos y frecuentes cambios de decorado. Un viaje que comienza en los bosques de Baviera y acaba, nada más y nada menos, que en Venus.

Otra compañía gala que conoce la esencia y la experiencia de estar en Segovia, en Titirimundi, es Bakélite, que este año, está representando teatro de objetos de pequeño formato sobre baldosas, patentadas por “la empresa Bakélite … y la NASA”. Su inspiración, el turismo espacial y la idea de ofrecer transbordadores de bajo coste a la luna. Con este punto de partida, Bakélite despliega su ingenio y trucos para ese viaje al espacio.

Su ‘Star Show’ cuenta como escenario con el edificio de La Alhóndiga. En la última jornada del festival, tiene programada tres funciones. Bakélite también forma parte de la extensión de Titirimundi por otros puntos de la geografía de Castilla y León.

Otras compañías francesas que están en esta 36 edición de Titirimundi, además de los propietarios del Carrusel D’Andrea, ubicado a los pies del Acueducto, son: Bitonio; Du Bruit dans la tete&Marionetik Theatre; Golondrino; J. Philippe Atchoum; La Poupeé qui Brulé; La Salamandre y Teatro Jaleo.