Fomento reordenará la CL-605 para mejorar su seguridad vial

La intersección con la vieja carretera de Arévalo (CL-607) modificará su trazado con una rotonda. El proyecto de la Junta prevé diversas actuaciones en todo el entorno de la zona oeste de la ciudad

La raqueta de conexión entre la CL-607 y la CL-605, cerca de Forsecusa, se cambiará por una rotonda con vías de servicio.
La raqueta de conexión entre la CL-607 y la CL-605, cerca de Forsecusa, se cambiará por una rotonda con vías de servicio.

Los cientos de conductores que transitan por la carretera CL-605 (Segovia-Arévalo) y la CL-607 verán mejorada la seguridad vial a partir del próximo año. La Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta ha puesto en marcha la reordenación del tráfico en los tramos donde conectan ambas vías autonómicas, que tienen un solo carril por sentido y soportan una alta circulación.

Para ello ha aprobado una intervención en la carretera de titularidad regional CL-607 que afecta también a la CL-605. Las mejoras ya se iniciaron con el ensanche del puente sobre el río Eresma en las inmediaciones del Centro Ecuestre. Ahora continuarán en su unión con la CL-605 o carretera de Arévalo.

Tanto la CL-607 como la CL-605 se utilizan como “pseudo circunvalación” de Segovia, al unir las dos carreteras autonómicas más importantes: la A-601 (Segovia-Valladolid) y la CL-605 que conecta luego con la N-110 y la SG-20.

En las próximas semanas se va actuar en todo el recorrido entre la Autovía de Pinares (A-601) hasta Zamarramala y en la bajada a San Pedro Abanto hasta la CL-605, con una ampliación de la calzada, continuando así con el ancho que se ha realizado sobre el puente del río Eresma.

La situación proyectada por Fomento es ensanchar la carretera CL-607 por ambas márgenes con dos carriles de 3,50 metros de anchura, y arcenes pavimentados de un metro que ahora no existen. En la zona circulan muchos ciclistas e incluso peatones.
Este tramo de la CL-607 afecta a suelo urbano e industrial y por ello se han diseñado distintas soluciones en toda la zona.

Se creará una glorieta cerrada junto al restaurante San Pedro Abanto. Este giro es muy utilizado por vehículos pesados y autobuses que no pueden entrar al casco histórico de Segovia.

También se va anular el acceso desde donde se accede a la carretera CL-605 mediante una glorieta partida. En esta zona, próxima a las instalaciones de Asaja-Campo Segoviano, hay un camino asfaltado de acceso a Torredondo y al club de tenis Juan Bravo, “que es necesario ordenar ya que este tramo de la CL-605 es un punto de concentración de accidentes”, según la Consejería.

Por otro lado, en la intersección en T con la CL-605 también se actuará. Se cambiará esta raqueta con una glorieta. Ahora existen carriles de aceleración y deceleración. “Esta situación provocaba graves problemas de seguridad vial y para evitarlo se ha mantenido en este punto el acceso a las fincas colindantes, y se cierra el acceso directo desde la CL-605”.

La intersección existente de la CL-607 con la CL-605 sirve también de acceso a las industrias cercanas, como Forsecusa, de gran tránsito de camiones, al igual que para el acceso a Asaja. Por ello se ha rediseñado una glorieta cerrada con el objetivo de calmar el tráfico y servir de reordenación de los accesos existentes. Desde la glorieta se ha planteado una nueva vía de servicio que sirva de acceso a la fábrica de Forsecusa y también de entrada al club de tenis Juan Bravo. La vía de servicio se ha diseñado con una sección de dos carriles de tres metros y arcenes de medio metro de anchura.

También se ha previsto el refuerzo de firme de la carretera CL-605, como consecuencia de la necesidad de reordenación de los carriles de circulación y los accesos en este tramo, a fin de limitar los giros y cruces de calzada, y de que las entradas e incorporaciones de vehículos pesados en este tramo se hagan en condiciones de seguridad en este recorrido de 600 metros.

El extrarradio de la ciudad acapara las inversiones más cuantiosas

Las actuaciones que está llevando a cabo la Consejería de Fomento en materia de carreteras en el entorno de la ciudad de Segovia suman casi cinco millones de euros. Por un lado se van a destinar 2,2 millones a la carretera CL-601, entre Segovia y La Granja. Se trata de una intervención en más de siete kilómetros de longitud, donde se realizará un arreglo integral que afectará también al carril bici y al paseo peatonal que comunica la ciudad con el embalse del Pontón y el Real Sitio. El contrato de obras ya está firmado y la empresa adjudicataria la acometerá antes de un mes. “Esta obra se une a la mejora de la travesía que ya presentó el consejero de Fomento”, recuerda el viceconsejero José Luis Sanz Merino.

Otra cantidad casi similar, de 2.4 millones la representa la actual intervención en la CL-607 y parte de la CL-605, que comenzó con la ampliación del puente sobre el río Eresma (en la parte baja de Zamarramala), y continuará con el ensanche de toda la vía, entre San Pedro Abanto y el cruce con la carretera de Arévalo, eliminando los cruces en T por rotondas. “Son casi tres millones de euros de inversión en el corto plazo, pero se está estudiando y se hará en función de la disponibilidad presupuestaria, una mejora integral desde la Autovía 601 hasta Zamarramala con mejora del trazado y eliminación de algunas curvas”, añade el viceconsejero. En todo caso, de manera más inmediata y mientras se pueda acometer esa obra, la Junta está reforzando el firme con una inversión de 300.000 euros y cuyo contrato ya ha sido adjudicado.

“En total son más de cinco millones de euros los que se están invirtiendo en todo el entorno de la ciudad con el fin de mejorar la circulación en las vías de mayor intensidad de vehículos”, explica Sanz Merino. De hecho, la carretera de La Granja (CL-601) registra una IMD de casi 10.000 vehículos, mientras que la CL-607 y CL-605 soportan en torno a los 7.000.

Desde la Consejería apuntan que también se han realizado obras que han mejorado la circulación en los accesos a La Lastrilla.

SG20 Obras KAM0694 web
Obras en la SG-20. / KAMARERO

Complemento a la circunvalación de Segovia

La carretera CL-605 (Segovia-Arévalo) y la CL-607 (carretera de La Fuencisla) representan las arterias que soportan el tráfico que debería ir por la zona oeste de la circunvalación SG-20, que se encuentra incompleta en su anillo. De este modo acogen un importante volumen de tráfico que además se ve afectado por el alto porcentaje de vehículos pesados que transitan entre el polígono industrial Nicomedes García y las carreteras que confluyen en Segovia capital.

Estas vías no sólo precisaban de una intervención desde hace tiempo, sino que han sido escenario de muchos accidentes de tráfico debido a los peligrosos cruces que existen.

El Plan de Carreteras que manejaba la Consejería de Fomento antes de la crisis económica de 2008 preveían la conversión de la carretera 605 en autovía en un tramo de 15 kilómetros. Pero el devenir de las circunstancias económicas hicieron que se diera carpetazo a aquel ambicioso plan regional de la Consejería.

Se da la circunstancia también de que hace justo un año que se completó el desdoblamiento de la circunvalación de Segovia (SG-20). Fue a finales de julio, con la visita del entonces ministro Ábalos y el consejero de la Junta, Juan Carlos Suárez-Quiñones. Este hecho hacía más urgente la mejora de la zona periurbana de la ciudad. Desde entonces se ha ganado en fluidez y en seguridad con un solo accidente de tráfico mortal en este último año.

Segovia no es la única capital de Castilla y León que no tiene completa su circunvalación. Tan solo Valladolid y Burgos cuentan con un anillo totalmente cerrado. En el resto de las ciudades se han construido variantes que, como Segovia, se encuentran sin cerrar en todo su perímetro.

«Trabajamos en el corto plazo, pero también en el largo»

José Luis Sanz Merino.
José Luis Sanz Merino.

El viceconsejero de Infraestructuras y Emergencias, José Luis Sanz Merino, destacó que la Junta está actuando “en toda el área de influencia de la ciudad, con el fin de mejorar el tráfico que confluye en la zona, donde residen las dos terceras partes de la población segoviana. Estamos trabajando en el corto plazo con acciones como la CL-607 y la CL-601; pero también proyectamos a más largo plazo mejorar toda la conexión entre la A-601 y la CL-605, que es el tramo que no cubre la SG-20”.

Redactor jefe de EL ADELANTADO DE SEGOVIA