La música tradicional encabezó la procesión. / El Adelantado

La música y la danza han sido las protagonistas de la última jornada de las Fiestas de San José Obrero 2019, en el barrio de San José. Desde primera hora de la mañana, vecinos y peñistas disfrutaron –algunos sin haber dormido tras la verbena de la noche anterior– de la programación con la que la asociación de vecinos y el Ayuntamiento pusieron el broche de oro a cinco días de fiesta en los que ha reinado el buen tiempo.

La rebolada con la que amanecía el barrio dio paso a la misa por el patrón y la posterior procesión que recorrió entre bailes y piezas tradicionales las calles y cuestas de San José.

Pasado el mediodía, el vino y los bollos repartidos en la plaza del barrio sirvieron para abrir boca antes de la comida; mientras las alumnas del itinerario de Danza Española del Instituto Universitario de Danza ‘Alicia Alonso’ de la URJC mostraban sus habilidades desde el escenario y animaban el ambiente entre los vecinos.

Ya por la tarde, los vecinos se volvieron a reunir en la plaza para asistir al tradicional festival folclórico, en el que actuaron distintos grupos de la capital y la provincia. El fin de fiestas lo puso, ya cerca de la caída del sol, el encierro ecológico por el barrio, a cargo del grupo ‘La Talanquera’.