Narradores Orales
Presentación del XXII edición del Festival de Narradores Orales. / EL ADELANTADO

La XXII edición del Festival de Narradores Orales vuelve al patio de la casa de Andrés Laguna del 5 al 11 de julio para recuperar el espíritu íntimo y acogedor de estas actuaciones. Dirigido por el escritor y narrador Ignacio Sanz y organizado por el Ayuntamiento de Segovia, grandes voces de la narración oral para adultos y niños, y de la poesía, recalarán en la ciudad con el objetivo de ensalzar el valor de la palabra contada.

La programación el festival contará con un elenco de siete narradores, tres poetas y una cantante. A lo largo de toda la semana presentarán temas de diversa naturaleza y beberán de la improvisación, conjugando así la experiencia de sus referentes literarios con el factor sorpresa. Este año, el festival se desarrollará adaptando su formato a la situación actual y bajo las medias de prevención sanitarias, con aforos reducidos y distancia de seguridad.

Todas las actuaciones comenzarán a las 22:00 horas. El precio de las entradas es de 5 euros y se podrán adquirir en el Centro de Recepción de Visitantes a partir del día 17 de junio.

Programación

  • Lunes, 5 de julio: Almudena Francés. Narradora vivaz y arrolladora procedente de Levante; su repertorio está formado por cuentos de la tradición oral.
  • Martes, 6 de julio: Quico Cadaval. El gran narrador español. Gallego, hijo putativo del gran fabulador don Álvaro Cunqueiro. Escucharle es un festín. Director de teatro, escritor y conferenciante. En sus historias, además de un aparato verbal desbordante y florido, late siempre un afán ético que le han convertido en el maestro de la narración oral.
  • Miércoles, 7 de julio: Maísa Marbán. Narradora de origen leonés. Bebe en todas las fuentes que le salen al paso, tanto de la tradición como de la literatura de autores modernos. Ella misma cuenta sus relatos, algunos memorables.
  • Jueves, 8 de julio: Sonsoles Novo y Álida Jiménez. Narradora y cantante segovianas. Se han preparado para esta ocasión un repertorio de historias tradicionales vistas con la mirada de autores modernos como Quin Monzó, Woody Allen o Darío Fo. Las canciones de Álida, atravesadas, como los cuentos, por una vena irónica, beben en la música popular.
  • Viernes, 9 de julio: Héctor Urién. Bebe en la tradición clásica, desde los griegos, latinos o Las Mil y una noches, para entregárnosla renovada con una mirada cómplice hacia nuestros días.
  • Sábado, 10 de julio: Félix Albo. He aquí un torrente verbal imparable, como el río Ebro en días de crecida. Surrealista e imaginativo, los relatos de Félix Albo crean una atmósfera provocativa y desternillante.
  • Domingo, 11 de julio: Guti. El narrador zamorano no sube solo al escenario. Trae con él cientos de viejecitas a las que ha entrevistado en las cocinas de Aliste y Sanabria. Un extracto de esas veladas nocturnas en la que se cuentan historias para combatir los miedos, es lo que nos trae Guti a Segovia.

Espacio para la poesía

Además, se recupera el ciclo de recitales La poesía también cuenta, suspendido el año pasado por la situación epidemiológica. Se celebrará del 8 al 10 de julio en el patio de la Casa-Museo de Antonio Machado. Las actuaciones comenzarán a las 20:00 horas y las entradas, que podrán adquirirse en el Centro de Recepción de Visitantes, tendrán un coste de 3 euros.

  • Jueves, 8 de julio: María Sánchez, joven poeta cordobesa. Veterinaria e hija de veterinarios. Desarrolla su labor en el campo y fruto de su experiencia laboral escribe para dar voz a tantas mujeres con una vida riquísima que han sido enmudecidas.
  • Viernes, 9 de julio: Yolanda Izard. Poeta y profesora. Con su último libro de poemas “Lumbre y ceniza” ganó el premio Miguel Hernández 1919, un homenaje a su padre atravesado por la emoción y el desgarro.
  • Sábado, 10 de julio: Alfredo Gavín. Poeta y dibujante torrentudo, próximo por estirpe inconformista a José Agustín Goytisolo, hiriente y ácido, capaz de transformar el dolor y la incomodidad en poesía.