Acto de protesta de Fedampa por la reducción de un puesto de Ayudante Técnico Educativo en la Aneja. /KAMARERO
Publicidad

La Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (Fedampa) ‘Antonio Machado’, defiende la retirada de los conciertos educativos, cree que este modelo de enseñanza debe desaparecer y sostiene que los centros públicos de Segovia pueden incorporar de forma gradual a todos los alumnos. “La concertada ahora es innecesaria, no tiene sentido que se siga manteniendo” dice Noelia del Barrio Arranz, presidenta de la Fedampa de Segovia.

Noelia del Barrio se hace eco de la polémica que ha surgido en la última semana tras las declaraciones realizadas por la ministra de Educación y Formación Profesional en funciones, Isabel Celaá, en las que indicaba que elegir un centro educativo no es un derecho constitucional. Las palabras de Celaá que han escandalizado a algunos partidos políticos y organizaciones educativas privadas que las considera un ataque a la escuela concertada y un anuncio de su desmantelamiento, para otras organizaciones como la Fedampa segoviana aportan un atisbo de confianza para avanzar en la dirección por la que desde hace tiempo quieren que vaya la política educativa. De hecho, la portavoz de la federación de padres de alumnos de centro públicos de Segovia, espera que las palabras de Celaá no se queden en un gesto y desea que “el Gobierno que salga trabaje en esta línea” e “invierta en la educación pública que ha sufrido muchos recortes”.

Noelia del Barrio manifiesta de forma insistente y con énfasis que la “escuela pública es la única que puede garantizar la igualdad y la inclusión a todos los alumnos y no discrimina a los niños por razones económicas” y asegura que en los centros concertados se “camuflan” como donaciones pagos que se pasan a las familias.

La concertación en la enseñanza se estableció en la década de los ochenta, con carácter subsidiario y provisional, justificándose en la imposibilidad de asumir en ese momento toda la demanda educativa por parte de la red pública. “Nació porque no había plazas suficientes en la pública para dar respuesta a los efectos del boom de natalidad que se había producido pero ahora —dice Noelia del Barrio— la situación se ha revertido y estamos viendo como se quedan vacías las aulas de los colegios San José o Santa Eulalia, por ejemplo, y se van perdiendo líneas”. “No podemos permitir—añade— que se sigan destinando fondos públicos a centros privados cuando los conciertos ya no tienen sentido de ser y la pública ha sufrido tantos recortes”.

La portavoz del colectivo ‘Antonio Machado’ entiende que la red pública podría dar respuesta a todo el alumnado segoviano que opte por este modelo, si se hace una incorporación progresiva y se invierte en ella el dinero el que se pagan los conciertos. “Y la familia que quiera—añade— siempre podrá ir a un colegio privado”.