INFOGRAFIA PARO ICAL
Paro registrado en el mes de febrero. / ICAL

El mercado laboral de la provincia ha empezado muy mal el año con un incremento en los dos primeros meses de 349 parados, de los que 188 se incorporaron el pasado mes de febrero a las estadísticas de las oficinas de empleo, según ha informado el Ministerio de Trabajo. Con un incremento mensual del 2%, Segovia supera la cifra de los 9.000 parados, cuando hace un año no llegaba a los 7.000.

El porcentaje de aumento del paro registrado sitúa a Segovia en el ranking negativo de las doce provincias con peor evolución

El porcentaje de aumento del paro registrado sitúa a Segovia en el ranking negativo de las doce provincias con peor evolución del mercado de trabajo en el mes de febrero, solo por debajo de Soria en Castilla y León y de Jaén, Córdoba, Guadalajara, Huesca, Teruel, Zaragoza, Castellón, Valencia, Navarra y La Rioja en el resto del Estado.

En cuanto a la evolución anual, en la provincia hay 2.200 parados más que en febrero de 2020, un crecimiento del 31,52%, muy por encima a las medias autonómica y nacional, donde también ha subido pero ligeramente por encima del 20%.

En este caso Segovia sube posiciones en el ranking nacional negativo, con un incremento solo inferior a los de Baleares, Huesca, Teruel, Las Palmas, Santa Cruz de Tenerife, Soria, Girona y Málaga.

El mes pasado el desempleo se cebó especialmente con el colectivo mujeres trabajadoras, pues de los 188 nuevos registros en las dos oficinas de la provincia, la de la capital y la de Cuéllar, 160 son de nuevas paradas.

También la evolución ha sido peor en los últimos doce meses para las mujeres, donde el paro registrado supera el 33%, 1.284 más que un año antes y alcanzando la cifra absoluta de 5.167.

Por su parte, entre los varones el paro también ha subido mucho el último año, pero por debajo del 30%, sumando 916 hasta alcanzar la cifra de 4.012 desempleados.

Además, los menores de 25 años resultan fuertemente perjudicados por la crisis económica derivada de la pandemia de coronavirus, con una subida del 50% del paro juvenil en Segovia en relación con febrero del año pasado, siendo algo superior, del 53%, en el caso de las mujeres menores de 25 años.

Perfil

El perfil medio del parado en la provincia es, por lo tanto, el de una mujer joven y extranjera, ya que entre los trabajadores extranjeros la evolución ha sido sensiblemente peor, al contabilizar 740 parados más en el último año (un 45% de incremento).

Sectores

Con la excepción de la construcción, donde el paro bajó en febrero respecto a enero, el comportamiento del resto de actividades económicas ha sido negativa, especialmente en el ámbito agropecuario y en la industria segoviana, a tenor de los valores relativos intermensuales, mientras en la variación anual, el paro ha crecido en el primero más de un 48%, seguido del colectivo sin empleo anterior (45%) y los servicios (31%). Este último suma la mayor cifra en términos absolutos de paro, 1.545 desempleados desde febrero de 2020 y 180 en relación con enero.

Prestaciones

Por otro lado, cerca de 5.000 parados segovianos recibían en enero algún tipo de prestación.

Seguridad Social

Aunque en febrero Segovia ha registrado un aumento de la afiliación media a la Seguridad Social, con la incorporación de 187 trabajadores, un incremento del 0,31% en relación con enero, la provincia está por debajo de los 60.000 afiliados, con una caída interanual de 900 en términos absolutos, lo que indica un descenso del 1,48% en doce meses.

El comportamiento de la afiliación a la Seguridad Social desde la crisis económica de 2008 indica que fue precisamente ese año cuando la provincia de Segovia registró el mayor número de afiliados. En el mes de julio de ese año alcanzó la cifra de 65.218 pero en diciembre de 2009 había descendido ya hasta los 60.861. A partir de ahí la caída de la afiliación estuvo casi todos los años por encima del millar de trabajadores, destacando 2012 con -2.586 y empezando la recuperación en 2014 con 990 afiliados (1,82%) más que un año antes, que fueron 1.194 (2,16%) en 2015, 1.452 (2,57%) en 2016, 1.932 (3,33%) en 2017, 1.877 (3,29%) en 2018 y 681 (1,12%) a lo largo de 2019 hasta situarse la cifra de afiliados en 61.661 a comienzos del año pasado.

El descenso de la afiliación a la Seguridad Social en Segovia ha sido menor que la media de Castilla y León

Hay que señalar, por otra parte, que el descenso de la afiliación a la Seguridad Social en Segovia ha sido menor que la media de Castilla y León (- 2%) y que la media estatal (-2,08%). Dentro del Régimen General, la caída anual ha sido del 1,74%, con 809 afilados menos que en febrero de 2020 aunque el mes pasado se incorporaron 193 trabajadores al sistema de Seguridad Social en Segovia.

El comportamiento en los últimos doce meses ha sido peor, en términos relativos, en el Sistema Especial Agrario, con 42 afiliados menos (-2,80%) y en el de empleadas de hogar, 35 menos (-2,74%).

Por otro lado, aunque la provincia sigue perdiendo autónomos, seis menos en febrero y 91 en un año, Segovia es la provincia de Castilla y León donde el descenso ha sido menos acusado, del 0,64% frente al 1,32% de la media autonómica.

En cuanto a las prestaciones extraordinarias para autónomos, hasta el 28 de febrero el Ministerio había recibido 1.168 solicitudes en Segovia y había resuelto favorablemente 1.037.

ERTE

Al finalizar febrero había un total de 3.250 trabajadores en la provincia de Segovia (1.922 mujeres) cuyas empresas, 888 en total, mantenían un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), según los datos facilitados por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

En el conjunto del Estado, cinco actividades tienen a más del 40% de sus afiliados en ERTE; es decir, concentran cerca del 60% de las personas protegidas por estos instrumentos.

Las cinco actividades : servicios de alojamiento, agencias de viajes, juegos de azar, transporte aéreo y servicios de comidas y bebidas, se corresponden con los sectores ultraprotegidos, por lo que tienen importantes exoneraciones en sus cotizaciones a la Seguridad Social hasta el 31 de mayo.

Hay que destacar que hace solo tres meses, en noviembre, eran 2.456 los trabajadores acogidos a un ERTE en la provincia.