Entrada de la Residencia Asistida de Segovia. / KAMARERO
Entrada de la Residencia Asistida de Segovia. / KAMARERO

El sindicato de Enfermería Satse en Segovia ha exigido este lunes a la Gerencia de Servicios Sociales que adopte medidas «urgentes» ante la «dramática» falta de enfermeras en los centros sociosanitarios durante los meses de verano, al tiempo que ha advertido que la asistencia se va a ver comprometida porque las residencias están «bajo mínimos».

Satse ha asegurado que la «única» solución que ha planteado la Dirección de las residencias de personas mayores Asistida y Mixta de la capital es reducir en los diferentes turnos el número de enfermeros que deben prestar cuidados a los residentes, estableciendo un número «muy por debajo del habitual», encontrándose a mínimos e incluso, en ocasiones, por de bajo de estos.

El sindicato ha advertido que se llega a extremos como el caso de la Residencia Mixta, donde durante todo el verano va a haber únicamente una enfermera en el turno de mañana, tarde y noche para atender más de 80 residentes, o el caso de la Residencia Asistida, donde para aproximadamente 232 residentes se va a disponer de tres enfermeras en turno de mañana, dos en el turno de tarde y uno en el turno de noche.

«No hay que olvidar que a estas circunstancias se une que cuando se produce un brote por coronavirus en estas residencias, los protocolos de aislamiento y prevención para evitar que se propague, al ser una población tan vulnerable, implican una importante sobrecarga de trabajo y unas medidas de contención que con este número de profesionales enfermeros es muy difícil llevar a cabo. Situación que a día de hoy ya sucede», han asegurado en una nota.

Satse Segovia ha querido poner en conocimiento de la Gerencia, la «complicada» situación de estos profesionales, la urgencia de que se adopten medidas para atraer y captar enfermeras y enfermeros a trabajar a sus residencias. «Hemos solicitado, entre otras cuestiones medidas que compensen a los profesionales cuando realizan un sobreesfuerzo importante como va a ser necesario ahora en el período estival», han resumido.

El sindicato ha expresado que «hasta que la situación no desborde por completo a la Gerencia de Servicios Sociales, ésta no van a ver transformar en hechos las reivindicaciones solicitadas por este sindicato». Llevan años alertando de que las condiciones laborales de estas enfermeras de Servicios Sociales que está provocando que este personal no quiera trabajar en las residencias.

Además, han argumentado, la falta de personal en verano supone que se denieguen permisos y vacaciones, lo que implica empeorar aún más las condiciones de estos profesionales, que ven cómo aumenta su carga de trabajo al tener que asumir el de los compañeros que no son sustituidos, resintiéndose también la asistencia.

Desde Satse han afirmado que a lo largo de este año ya son tres los profesionales de Enfermería que, una vez contratados, han renunciado a sus contratos, incluso al cabo de un solo día de trabajo, por las «pésimas» condiciones laborales que se han encontrado. «Es necesario que se tomen medidas de forma urgente porque la situación es totalmente insostenible», han concluido.