Publicidad

El escritor Victoriano Borreguero Vírseda, cronista oficial de Turégano y colaborador habitual de El Adelantado de Segovia hasta fechas muy recientes, falleció en Madrid el domingo pasado y su funeral tendrá lugar hoy martes, 4 de junio, a la 17 horas, en la iglesia de Santiago Apóstol de la villa segoviana. Acto seguido recibirá cristiana sepultura en el cementerio tureganense.

La noticia ha causado lógica consternación en Segovia y sobre todo en Turégano, ya que se trata de una personalidad muy querida y respetada por su rigor intelectual y su indudable carisma.

El Adelantado de Segovia, a quien Borreguero ha mostrado cariño y dedicación desde hace décadas, traslada desde estas líneas sus condolencias a su esposa Carmen y a sus hijos Víctor Javier, David y Ricardo, así como al resto de familiares y allegados.

Catedrático de Filosofía, articulista y columnista de prensa, además de escritor y cronista, fue patrono fundador de la FUNDID, Fundación para el Desarrollo de la Investigación sobre Drogodependencias.

Reconocido comunicador y negociador político, así como coach profesional en el ámbito de los recursos humanos y experto en formación de directivos y dirigentes, fue profesor de la Secretaría Nacional de Formación y Electoral del PP y de FAES, impartiendo acciones formativas en España y América (Brasil, Chile y Argentina).

Su faceta más popular le llevó a pregonar multitud de fiestas y acontecimientos locales, provinciales y autonómicos, incluyendo la ‘función’ de su pueblo, Turégano, por dos veces. En la capital segoviana todavía se recuerda su elaborado pregón de la Semana Santa de 2011 o la ofrenda del año siguiente en el altar mayor de la Catedral a la Virgen de la Fuencisla.

Durante la etapa de la transición a la democracia (1975-1983) participó activamente en política y fue presidente de la Unión de Centro Democrático (UCD) del distrito madrileño de Fuencarral/El Pardo.

Fue delegado provincial del Ministerio de Cultura en Toledo, subdirector general de Cooperación con la ADministración Periférica del Ministerio de Administración Territorial, viceconsejero y director del Gabinete del Presidente de Castilla-La Mancha y consejero del Banco de Crédito Local de España.

Tras la descomposición de UCD, se reincorporó a la enseñanza activa y fue director de un instituto de Bachillerato en Madrid, siendo elegido vicepresidente nacional y presidente en Madrid de la Asociación de Profesores de Bachillerato. También ha sido presidente nacional del Sector de Enseñanza de CSIF.

Es autor entre otros libros de ‘Matar al mensajero’ y ‘Turégano, piedras con alma’.

En su pregón de la Semana Santa en 2011 recitó un soneto anónimo. En su memoria reproducimos estos versos: “No me mueve, mi Dios, para quererte / el cielo que me tienes prometido / ni me mueve el infierno tan temido / para dejar por eso de ofenderte. / Tú me mueves, Señor, muévenme tus afrentas y tu muerte. / Muéveme, en fin, tu amor, y en tal manera / que aunque no hubiera Cielo, yo te amara, / y aunque no hubiera infiermo te temiera. / No me tienes que dar porque te quiera. / pues, aunque lo que espero no esperara, / lo mismo que te quiero te quisiera.”