La plataforma de víctimas denuncia la gestión de José Blanco. / E. P.
Publicidad

Casi siete años después de la tragedia ferroviaria en la que murieron 80 personas, entre ellas el joven segoviano Curro García Liras, la Plataforma Víctimas Alvia 04155 sigue demandando justicia y que se asuman responsabilidades políticas, “que se sepa toda la verdad” de lo ocurrido ese 24 de julio de 2013 para poder pasar página. El último episodio en los tribunales ha sido la declaración el pasado viernes ante un juez de Santiago de Compostela de un extécnico de Talgo que ratificó ante el juez que se manipuló el sistema informático Casandra del tren para dar por reparadas averías.

Así lo recoge la edición de ayer del periódico La Voz de Galicia, que también recoge que otros responsables de la compañía niegan haber dado instrucciones para ‘borrar’ esas averías.

El titular de Juzgado de Instrucción Número 3 de Santiago tomó declaración el día 10 a cuatro empleados de Talgo en el momento en el que se produjo el accidente del Alvia en la tristemente conocida como curva de Angrois, a poca distancia de la estación de la capital compostelana.

Estas pruebas testificales estaban previstas inicialmente para el 12 y el 13 de diciembre de 2019, posteriormente se cambió la fecha al 23 de enero pero tuvieron que retrasarse al 13 de marzo y el impacto del coronavirus lo impidió por tercera vez. A la cuarta no fue la vencida porque el 29 de mayo, todavía durante el estado de alarma, un juzgado de Mahadahonda donde iban a declarar por videoconferencia los testigos comunicó la imposibilidad de hacerlo.

La citación se había producido después de que el 12 de noviembre del año pasado la Audiencia Provincial de A Coruña ordenara al juez la reapertura de la instrucción para investigar la denuncia del extrabajador que mantiene que responsables de Talgo ordenaron el borrado de datos sobre el tren media hora después del accidente.
Además de este técnico, estaban citados a declarar el viernes en el juzgado el administrador de sistemas informáticos en julio de 2013, el jefe de taller y el director de mantenimiento en esa fecha.

Más allá de septiembre

La instrucción de este caso se irá más allá de septiembre porque, aunque su cierre estaba previsto para el pasado junio, como los plazos procesales quedaron suspendidos durante el estado de alarma, la Fiscalía General del Estado informó de que las instrucciones de las causas se ampliarán, según indicaron fuentes judiciales a Europa Press.

Víctimas

Por su parte, ante la reapertura de la instrucción judicial, la Plataforma Víctimas Alvia 04155, a la que pertenece la familia del joven segoviano que falleció en el tren junto a otras 79 personas en un accidente que también causó 140 heridos, ha denunciado que hasta en dos ocasiones se dirigió al presidente de Talgo, Carlos de Palacio, para solicitarle que recibiera a una representación de las familias y explicase “la investigación interna que se debería haber llevado a cabo” pero añaden que “desde el primer minuto se apresuró en asegurar que la declaración jurada de un mecánico de Talgo era absolutamente falsa”.

Las víctimas y familiares habían mostrado confianza en que los cuatro testigos citados a declarar “digan la verdad y colaboren”.

Por otra parte, en fechas anteriores han mostrado su indignación por el nombramiento en junio como consejero de ‘Enagas’ del exministro socialista José Blanco, a quien consideran uno de los responsables políticos del siniestro, y denuncian premios y ‘puertas giratorias’ a pesar de su gestión en la línea de alta velocidad a Galicia.