Los ponentes analizaron el posible aumento de los recursos hídricos de la comunidad. / KAMARERO
Los ponentes analizaron el posible aumento de los recursos hídricos de la comunidad. / KAMARERO

La Asociación Segoviana para la Investigación del Agua y el Medio Ambiente (Asiama) celebró ayer las jornadas ‘Los recursos hídricos en Castilla y León’ sobre el agua y la naturaleza, en las que expertos analizaron el posible aumento de los recursos hídricos de la comunidad o la importancia de las aguas subterráneas. Entre ellos, Francisco Bueno apostó por “recrecer” los embalses existentes para combatir el problema del agua en la región.

La primera ponencia, ‘Los recursos hídricos de Castilla y León y la provincia de Segovia. Posibles aumentos’, fue conducida por el experto en hidrología Francisco Bueno, de la Universidad de Burgos, quien señaló como el principal problema de la Cuenca Hidrográfica del Duero que hay “muy poca regulación” de los recursos naturales, lo que imposibilita que se puedan disponer de ellos en la medida en que se necesita.

Con su charla, divulgó algunas de las conclusiones de un estudio realizado hace un par de años para el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl) y Ferduero, con el objetivo de conocer la mejora de este aprovechamiento.

“En Castilla y León, el aprovechamiento de los recursos subterráneos está un poco agotado, no tenemos desalación, no tenemos trasvases, la reutilización es muy difícil hacerla… entonces no queda más remedio que hacer algunos embalses”, sostuvo el experto. Bueno matizó que no sería necesario crear muchos, sino que sería más conveniente “recrecer” los ya existentes, porque esto tendría mucho menos impacto medioambiental.

El otro ponente fue el presidente de Asiama, Juan Carlos Domingo, quien con su charla ‘Las aguas subterráneas, hacer visible lo invisible’ quiso dar a conocer este otro tipo de recurso para ponerlo en valor y concienciar sobre su cuidado.