Pintura que ilustra el cartel de la exposición. / E. A.
Publicidad

La Sala de Exposiciones de la Casa Joven acoge la muestra ‘Entre pintura e ilustración’, que reúne obras de la artista segoviana Esther Mínguez realizadas desde el año 1998 hasta el momento actual.

Se puede visitar desde hoy, día 5, al 29 de noviembre y se trata de una exposición con dos partes diferenciadas: en una de ellas tienen un claro protagonismo el óleo, la acuarela y los lápices de colores, de las obras realizadas desde el inicio de la carrera artística de la autora hasta el momento actual, mientras la otra parte está dedicada a la etapa más reciente como ilustradora en la que destacan diferentes trabajos para cartelería, cuentos o relatos, elaborados en técnica mixtas, acuarelas y lápices de colores gráficos entre otros.

Esther Mínguez cursó Bachillerato de Artes y realizó posteriormente en la Escuela de Arte y Superior de Diseño “Casa de los Picos” de Segovia sus estudios superiores de Artes Plásticas y Diseño. Al acabar esta etapa de estudios abrió su propia escuela taller para el desarrollo artístico-creativo de niños y niñas con edades comprendidas entre los 5 y los 12 años. En estos momentos ha retomado un negocio familiar, lo que le ha permitido perfeccionar y dedicar más tiempo a la ilustración.

Amadeo Olmos ha sido un pilar esencial en su formación como artista, su maestro y mentor. En 1998 comenzó a ir a sus clases de óleo y acuarela. En su trabajo de pintura podemos ver la influencia de pintores como: Rene Magritte, Monet, Picasso, Andrea Soos, Ángel Cristóbal, Amadeo Olmos…

Su faceta artística se ha visto incrementada en los últimos años a través de la ilustración, formada e influenciada a su vez por “Escuela Minúscula”. Desde ese momento, crea sus propios personales bajo el pseudónimo de “pajarillo verde”. En esta nueva etapa artística sus obras se ven inspiradas por autores como: Rene Gruau, Eduardo García Benito, Akira Lusaka, Ira Sluyterman y muchos más… que cargan de fuerza e identidad a sus creaciones.