Andrés Ortega García, Presidente de la Federación Empresarial Segoviana.
Publicidad

El Presidente de la Federación Empresarial Segoviana, Andrés Ortega García, conversa con EL ADELANTADO sobre la necesidad de más infraestructuras sanitarias en la provincia de Segovia, el notable incremento de la actividad de la FES desde que comenzó el Estado de Alarma y las numerosas campañas que se están llevando a cabo con la finalidad última de potenciar el comercio en la capital segoviana, abogando por el consumo de productos, servicios y contratación de profesionales segovianos.

— Desde que se activó el estado de alarma ¿ha incrementado la actividad de la Federación Empresarial segoviana? ¿Qué tipo de peticiones o solicitudes han atendido más?
—Lo cierto es que nuestra actividad se ha incrementado exponencialmente, porque nunca antes las empresas de la provincia se habían enfrentado a una situación así, tan difícil, tan compleja y tan cambiante. Por ello, desde el primer momento la FES reestructuró sus servicios y las tareas asignadas al personal dedicándose casi al 100% de los recursos a atender la avalancha de dudas, consultas, tramitaciones… planteadas por las empresas de la provincia.
La media se mantiene en alrededor de 1.500 consultas cada semana, y ahora en la desescalada continúa la demanda de ayuda. En cuanto a peticiones, mayoritariamente han girado en torno a los ERTEs, el cese de actividad de los autónomos, actividades que podían continuar, desde cuándo y en qué condiciones, etc.

— Desde la FES reiteran la necesidad de infraestructuras sanitarias en Segovia, en concreto ¿una dotación nueva hospitalaria?
— Sí, desde la FES nos hemos posicionado públicamente a favor de la construcción de un nuevo hospital para atender las necesidades sanitarias de la provincia de Segovia, una reivindicación que responde a las carencias actuales, que se han puesto claramente de manifiesto durante esta crisis del Covid-19. Con la construcción de este segundo hospital y la correspondiente dotación del personal necesario se debería aportar soluciones a la mayor parte de los traslados de pacientes que se realizan en la actualidad a provincias limítrofes para pruebas e intervenciones, otro de los déficits sanitarios de la provincia de Segovia. En las últimas semanas esta demanda está ganando apoyos y nos alegramos por ello.

— ¿Por qué creen que es mejor opción ejecutar una infraestructura nueva frente a la posibilidad de recuperar una antigua?
— Creemos que es la opción más sensata, descartando otras alternativas que se han planteado, porque nos parece prioritario que se dote una infraestructura diseñada con los criterios actuales para la mejor atención sanitaria, con accesos fáciles —algo que la antigua infraestructura no tiene, ni mucho menos— y que atienda a toda la población de la provincia, incluyendo los incrementos demográficos estacionales —segundas residencias, cercanía a Madrid, etc—.

— Castilla y León cuenta con una de las tasas más bajas en camas y médicos por habitante. Es urgente tomar cartas en el asunto.
— En este sentido se orienta nuestra demanda de un segundo centro hospitalario, que vendría a mejorar esa ratio. Y por eso vamos a llevar nuestra reivindicación a todos los foros del Diálogo Social en los que participamos, porque entendemos que es una solución necesaria para un problema real.

— ¿Qué otros déficits sanitarios tiene la provincia que también son esenciales y prioritarios de solucionar?
— Como ocurre en gran parte de Castilla y León, en la provincia de Segovia, con una gran dispersión demográfica, zonas de baja densidad y numerosos núcleos de población muy pequeños, existen carencias en la atención sanitaria fundamentalmente en el medio rural.
Y además, aún quedan pendientes nuevos centros de salud en Segovia capital y en algunos núcleos importantes de la provincia como Cuéllar.

— ¿Hasta dónde está dispuesta a llegar la FES para conseguir hacer realidad esta necesidad, que ha quedado tan patente es vital, ante una pandemia como la que estamos viviendo por el Covid-19?
— Vamos a llevar esta reivindicación a todos los foros en los que participamos como agente social y económico en representación del empresariado de la provincia. Tenemos un contacto regular con las Administraciones Públicas y esta demanda será uno de los temas centrales de todos nuestros encuentros.

— ¿Qué opinión tienen respeto a la recuperación para la provincia de Segovia de la Escuela de Enfermería?
— Desde hace mucho tiempo esta ha sido una reivindicación de la FES porque entendemos que es fundamental, tanto para mejorar la empleabilidad de las futuras generaciones como para garantizar la cualificación necesaria en la atención sanitaria y hospitalaria. En una ciudad con tanto peso universitario como Segovia, no se entiende que esta Escuela no se haya recuperado ya.

— ¿En qué consiste la campaña ‘Compro Segovia’?
— Es una iniciativa conjunta de FES y Cámara de Comercio, con el apoyo de la Diputación Provincial de Segovia, que persigue un doble objetivo. Por una parte, concienciar a los segovianos de la importancia, ahora más que nunca, de consumir productos, servicios y contratar a profesionales segovianos. Y por otra, crear una plataforma única en la que todos los segovianos puedan encontrar la oferta industrial, comercial, empresarial y de servicios de la provincia entera. Está concebida como una campaña de comunicación a medio y largo plazo, sostenida en el tiempo, para apoyar el desarrollo de las empresas de la provincia, fijar y crear empleo y fortalecer el compromiso con la economía local.

— ¿Qué aceptación está teniendo?
— La aceptación está siendo muy buena, porque los empresarios de la provincia necesitan que les apoyemos, que fomentemos el consumo en el ámbito provincial para reactivar todas esas actividades que han sido tan perjudicadas por esta crisis. Y esa es la idea, mantener un mensaje de la compra cercana, de la contratación de servicios en el ámbito provincial, ayudando a nuestros convecinos, que son los que generan riqueza y empleo en el territorio. Es un proyecto que está creciendo, y seguro que la aceptación crecerá en paralelo.

— ¿Cuántos establecimientos están adheridos? ¿Qué requisitos tienen que cumplir para poder adherirse?
— En esta etapa embrionaria, ya son más de medio millar las empresas y profesionales que se han inscrito en la web comprosegovia.es, que es una herramienta más dentro de la iniciativa, un directorio en el que ofrecemos visibilidad y facilitamos el contacto con las empresas.
En cuanto a los requisitos, está abierta la inscripción a todas las actividades económicas que estén implantadas en la capital y en la provincia. Como digo, es un proyecto en evolución, debe seguir creciendo.

— ¿Qué beneficios obtendrán los comercios al formar parte de ‘Compro Segovia’?
— Estamos generando un movimiento social a favor de los empresarios más cercanos, y queremos que formen parte de él. Ese es el beneficio que perseguimos con la iniciativa: que sean visibles para los consumidores, que los segovianos puedan decidir su apoyo a la economía local a través de sus negocios, de sus tiendas, de sus despachos…

— ¿Tienen en mente alguna campaña o iniciativa más para seguir impulsando la economía de Segovia, ante la crisis sanitaria y económica que atraviesa a consecuencia del coronavirus?
— Evidentemente no nos vamos a parar aquí. De hecho, en la naturaleza de la FES está el impulso de la economía de la provincia, es nuestro ADN, y plantearemos iniciativas muy distintas en este sentido, tanto propias como en colaboración con otras entidades y administraciones públicas, como venimos haciendo por ejemplo en la atracción de inversión o en el fomento del emprendimiento.

— ¿Cuáles son las necesidades de los comerciantes de Segovia? ¿Qué les transmiten? ¿Se sienten animados?
— Las necesidades son tan numerosas e importantes como los son las dificultades que ha generado esta crisis, y además son las de los comerciantes y las de muchos otros sectores que han sufrido en igual medida sus consecuencias. Básicamente apunta a la dificultad de mantener el propio negocio y el empleo con una caída tan importante de la actividad y haciendo frente a gastos y costes que no han desaparecido.
Por eso es tan importante que estemos a su lado reivindicando medidas de apoyo, exenciones, moratorias, normativas claras y favorables a la reactivación… En cuanto a su ánimo y lo que nos transmiten… Es evidente que hay mucha preocupación, ansiedad por esta situación inédita… Pero los empresarios siempre tienen la voluntad de seguir hacia delante, y en eso tenemos que estar todos.

— En estos primeros días de Fase 1, ¿cómo se está adaptando el comercio de Segovia?
— La inmensa mayoría ya habían realizado las gestiones oportunas para adaptarse a los cambios de fase, siempre con la incertidumbre que genera la proliferación de normas, los cambios de criterio, las aclaraciones… Están haciendo todo lo que está en su mano en cuanto a medidas preventivas y el cumplimiento de las normas para que poco a poco la actividad se vaya recuperando, también generando confianza en sus clientes.

— Y por último, no quería terminar sin preguntarle por el cierre al tráfico del centro histórico ¿qué le parece?
— La posición de FES en este ámbito siempre ha sido muy clara. Cualquier paso hacia la peatonalización del casco antiguo debe ir acompañada de medidas complementarias como aparcamientos disuasorios, mejora del transporte público, estudios previos que potencien los usos residencial, económico y turístico…
Hay que evitar la desertización del recinto amurallado, y eso se consigue fomentando la actividad económica, la implantación de negocios, la reutilización de edificios vacíos… En este caso, además, FES ha criticado que se elija este momento para dar pasos como los que se han dado, sin justificación y de manera francamente inoportuna, porque hay otras prioridades, y muchas.