Bely Basarte fue una de las encargadas de inaugurar el festival. / NEREA LLORENTE
Bely Basarte fue una de las encargadas de inaugurar el festival. / NEREA LLORENTE

La ‘creatividad en el ecosistema digital’ fue ayer el tema central del encuentro que mantuvieron en el Aula Magna del Convento de Santa Cruz la Real, sede de IE University en Segovia, la cantante Bely Basarte, la arquitecta Olga Subirós y el dibujante Manuel Bartual, con la periodista Marta Fernández. Estos dieron el pistoletazo de salida a tres días de intensas jornadas que reunirán a artistas de diferentes disciplinas en la XVI edición del Hay Festival.

En el año 2006, cuando nació el festival, no existían buena parte de los aparatos tecnológicos que hoy se utilizan, ni las redes sociales. “El ecosistema digital está cambiando continuamente”, aseguró Fernández, al tiempo que resaltó cómo “la tecnología ha alimentado la creatividad de los invitados”.

Así, estos creadores protagonizaron un espacio de diálogo entre la creatividad y la revolución digital, en el que abordaron asuntos relativos a la narrativa transmedia, la música de las plataformas digitales, el Big Data y el diseño urbano y la capacidad del arte digital para emocionar y hacer reflexionar.

En agosto de 2017, Bartual se convirtió en Trending Topic mundial en Twitter por una de sus historias. Con ‘El otro Manuel’ (2018), ha creado ‘Biotopía’ (que nació en el confinamiento), unas series de ficción en formato podcast que abordan la historia de una comunidad científica que da forma a un universo transmedia en el que “cada oyente construye las imágenes en su cabeza”, explicó.

Bely Basarte alcanzó la fama tras publicar en YouTube vídeos de sus composiciones propias. Gracias a esta plataforma, en la que ha conseguido miles de seguidores, ha trabajado para Disney y ha publicado dos discos con Universal Music.Una de las cosas bonitas que nos da Internet es la posibilidad de escuchar al público y hacer algo intermedio entre lo que ellos demandan y lo que tú quieres hacer”, relató Besarte.

En su último videoclip ha tenido que “reinventarse”; está hecho en formato vertical, ya que considera que “aún no se ha explotado en la industria musical”. El espectador tendrá la sensación de que está dirigiendo el videoclip, lo que es una forma de llegar a su público.

Por su parte, Subirós participó en el apartado arte digital y sostenibilidad. Es una de las autoras de la instalación inmersiva ‘Aire’, que presentó el Instituto Ramón Llul en la Bienal de Arquitectura de Venecia y que plantea herramientas contra la crisis climática. Su intervención estuvo precedida por la proyección de un vídeo en el que el artista francés Joanie Lemercier explicó su trabajo, especializado en explorar y ampliar las posibilidades de la luz proyectada en el espacio.