24-01Iglesia-parroquial-ded
Iglesia parroquial dedicada a San Nicolás de Bari. / José Antonio Santos.

Solo 20 kilómetros separan a Escobar de Polendos de la ciudad de Segovia. Esta localidad, que debe su nombre, Escobar, a que está ubicada en un lugar con gran cantidad de “retamas conocidas con el nombre de escobas”, con las que se realizaban “ese tipo de utensilio dedicado al arrastre y barrido de las eras” y, Polendos, por el arroyo con ese mismo nombre en el que se encuentra un molino harinero. Al municipio de Escobar de Polendos, del que esta localidad es su cabeza administrativa, se unen otros núcleos de población como: Parral de Villovela, Peñarrubias de Pirón, Pinillos de Polendos, Villovela de Pirón.

Parral de Villovela, antes del siglo XVI se conocía como El Parral pero, desde entonces se le añadió el sufijo de Villovela porque dependía de Villovela de Pirón.

Peñarrubias de Pirón, situada a orillas del río Pirón es, en la actualidad, una pedanía que depende de Escobar de Polendos y las primeras informaciones sobre la existencia de Peñarrubias son del año 1247. En aquellos años su nombre era Pennas Ruvias por los colores de los montes cercanos al río Pirón, del que ha tomado la segunda parte del nombre. Su economía se basa en la agricultura y ganadería y, en los últimos años, en el turismo rural, contando con varias casas rurales.

Pinillos de Polendos, en el siglo XIII se conocía como Piniellos de Polendos o Piniellos de Scobar por ser barrio de esta localidad. En esta pedanía se encuentra un establecimiento muy popular en los alrededores, la Venta Pinillos, parada obligada de amantes de un plato tan tradicional como los huevos fritos con lomo o chorizo.

Villovela de Pirón se conocía en el año 1247 como Villevela y, en el siglo XVI, pasó a llamarse Villovela. En el siglo XX se añadió “de Pirón” haciendo referencia al río. El nombre de Villovela significa “Villa de Vela” y sugiere que lo repobló alguien de origen vasco.

Patrimonio

En Escobar de Polendos destaca su iglesia parroquial dedicada a San Nicolás de Bari, que conserva la torre y el ábside románicos originales y, en el interior, una pila bautismal también románica. Esta localidad cuenta además con una ermita, dedicada a la Virgen de la Cuesta, que tiene dos partes, la capilla mayor, más elevada y estrecha que el resto de la nave y, la propia nave, que está sustentada por grandes pilares cuadrados. Para terminar, en Escobar de Polendos se conserva un potro de herrar ubicado junto al río, en el lugar donde se ha construido un parque público.

En Peñarrubias de Pirón se encuentra la ermita de la Virgen de la Octava, ubicada en un cerro a 350 metros del pueblo. Es de época románica y tiene un solo ábside semicircular con un ventanal y una importante portada en su muro meridional. En este templo son destacables las metopas, que tienen un rico repertorio de motivos vegetales y geométricos, así como un fantástico cuadrúpedo, con cabeza de reptil, mordiendo una de sus patas traseras y, uno de sus capiteles, se adorna con una sirena de doble cola. En su interior encontramos una pila bautismal y una imagen de la Virgen de la Octava, también románicas.

También en Peñarrubias del Pirón se encuentra una fragua restaurada que conserva su fuelle original, el fogón y la pila que servían para enfriar los hierros. Un potro herrar hecho con madera de Sabina en buen estado de conservación y, un cocedero comunitario que, siendo uno de los pocos que se conservan, el Ayuntamiento lo quiere recuperar para convertirlo en un aula y poder hacer pan de nuevo.

Pinillos de Polendos cuenta con su iglesia dedicada a San Pablo que tiene una doble Espadaña con su nido de cigüeña y un potro de herrar. En Villovela del Pirón destaca su iglesia románica de la Purificación de Nuestra Señora de las Candelas, ubicada en la zona más alta del pueblo tiene en buen estado el ábside y la portada de esa época. En el interior, su retablo mayor, de estilo barroco, realizado en el año 1700, posiblemente por Eugenio de la Cruz.

Patrimonio natural

El entorno de Escobar de Polendos se encuentra ubicado en una zona escarpada debido al valle que poco a poco ha ido excavando el río Pirón que nace en la Fuente del Mojón, en el Puerto de Malangosto, en la Sierra de Guadarrama y va a desembocar en el río Cega, en la provincia de Valladolid. Los ríos Viejo y Pirón al pasar por esta zona marcan dos cañones con un paisaje muy interesante. Sobre todo, en la zona de Peñarrubias del Pirón, hay todo un ecosistema de ribera con Chopos, Fresnos y Sauces y, además, se encuentran Sabinas, Encinas, Enebros, Jaras, Cantueso y Tomillo. Junto al río, la vegetación propia de zonas húmedas. Su fauna la componen aves entre las que destaca el Alimoche y el Buitre Leonado. Pero también, a ras de suelo, se ven liebres, conejos, zorros, jabalíes… Una zona, en definitiva, que se puede disfrutar con sus rutas de senderismo.

Fiestas

Cada uno de los núcleos de población que forman el municipio tiene sus propias fiestas patronales. En el caso de Escobar de Polendos, sus fiestas se celebran los días de La Virgen y San Roque en agosto. Concretamente, el día 14 de agosto, se realizan “Las Luminarias”, una fiesta en la que se enciende una gran fogata junto a la ermita y tras un acto religioso entorno al fuego, los bomberos, que acuden para evitar problemas, apagan la hoguera “porque es agosto y no se puede tener mucho tiempo encendida”, además, en diciembre, celebran San Nicolás de Bari. En Peñarrubias, celebran la fiesta de la Virgen de la Octava a los ocho días del Corpus y es muy especial la “Enramada” que se realiza la víspera de esta fiesta. En Villovela del Pirón las fiestas principales se celebran en febrero, el día de La Virgen de la Candelaria y, en mayo, el día de la Cruz. En esta localidad de Villovela del Pirón la asociación cultural “La Panera” organiza actos culturales de todo tipo a lo largo del año.

En Pinillos de Polendos las fiestas se celebran el día de San Pablo, en enero y el día de la Virgen del Rosario, el primer domingo de octubre. El núcleo de población de Pinillos de Polendos cuenta con un grupo de teatro y en Navidad celebran un festival de teatro a beneficio de Mozanbique que se realiza los sábados del mes de diciembre. En este festival participan grupos de teatro aficionado de la región y se ponen en escena cuentos infantiles, tragedias u, obras maestras de todos los tiempos. La recaudación se destina a Mozambique, lugar en el que un vecino del pueblo ha pasado años ayudando.

En el caso de Pinillos de Polendos, las fiestas de la Virgen del Rosario no solo cuentan con actos religiosos, también se mantienen actividades de otro tipo como la “Milla en Calzoncillos” que tiene como objetivo reunir a todo el pueblo y pasarlo bien. En sus primeros años solo participaban hombres pero, con los años… Cada vez hay más corredoras. Es un momento muy celebrado y cuenta con mucha participación. Se conceden dos premios diferentes: Al más rápido y al “atuendo” más original.
Para terminar, en Parral de Villovela, su fiesta principal se celebra el día de San Vicente Mártir, en el mes de enero.

Escobar de Polendos hoy

El alcalde de Escobar de Polendos desde 2011 es Jaime Aragón Velasco (PP) quien, para comenzar su relato de cómo están las cosas en el pueblo en este momento, nos confirma que su economía sigue ligada a la agricultura y a la ganadería, sector primario, aunque también se pueden encontrar industrias jamoneras y de piensos, sobre todo en Pinillos de Polendos y, negocios relacionados con el turismo rural en Peñarrubias y Villovela.

En cuanto a las obras que desde el Ayuntamiento tienen previstas para realizar a lo largo del año, el alcalde comenta que se van a cambiar el desagüe de las fábricas de jamones y de piensos para que este quede independiente del desagüe general del pueblo. El motivo de este cambio es que, en un futuro, “lo antes posible”, está prevista la realización de una depuradora. Además, Jaime Aragón comenta que cada año realizan un tramo del cambio de redes de agua y, este año está previsto que se cambien las viejas conducciones de Villovela de Pirón que por su antigüedad “no tenemos más que averías” .

Dónde comer y dormir

Para disfrutar de unos buenos huevos fritos con lomo o chorizo, tenemos, como ya se ha comentado, la Venta Pinillos, en Pinillos de Polendos. Uno de los lugares más emblemáticos de la provincia.

A la hora de dormir, en el municipio hay varias posibilidades, sobre todo en Peñarrubias de Pirón donde se encuentran varias casas rurales como “Las Casas del Pirón”, con capacidad para 19 personas; Las Cabañas Quercus apartamentos turísticos, con capacida para 8 personas; casa rural “El Alimoche”, para 4 personas; El Trillo de Peñarrubias, para 4 personas; El Molino de Peñarrubias, para 13 personas; C.T.R. Del Verde al Amarillo, hasta 22 personas y, La Garza del Pirón, para 4 personas. En Villovela del Pirón encontramos, la Casa Rural, “El Camino Real”.

Receta

La protagonista de este apartado del reportaje hoy es Julita quien,
hace años tenía un bar pero hoy, ya jubilada “vivo más tranquila”.
Ahora, además, tiene tiempo de preparar la comida a sus hijos y, entre otras cosas se le da bien guisar el rabo de toro o, como ella prefiere decir,
el rabo de choto. Un plato que ya preparaba en el bar y que a sus hijos
les encanta.

25-01Julita-receta-de-Escob
Julita con la receta.

Ingredientes: Rabo de choto, una cebolla, ajos, zanahoria, harina, vino tinto, agua, laurel, y unos clavos.

Modo de prepararlo: Se pone sal y pimienta a los trozos de rabo de choto y, en la olla exprés se fríe una cebolla cortada en trozos menudos, dos dientes de ajo y una zanahoria. Cuando está pochado todo, añadimos los trozos del rabo de choto para que se doren bien y, después, se añade una cucharada de harina, un vaso de vino tinto y un vaso de agua, una hoja de laurel y, unos clavos. Toda la preparación se deja en la olla durante una hora aproximadamente y, estará preparado un plato sencillo que “está delicioso”.