Entusiastas de la tradición

El grupo ‘Triguiñuelas’ cumple cuatro años difundiendo las canciones y labores cotidianas del mundo rural y han completado un ciclo que ha puesto como escenario los antiguos lavaderos de la provincia

grupo triguinuelas

Triguiñuelas es un grupo de folk segoviano, dedicado especialmente al público infantil. Lo constituyen tres mujeres profesionales de la música y entusiastas de la tradición: Paula Gómez García (violín, voces y percusiones), Anais Betrán (guitarra, voces y percusiones) y Silvia Sanjuán (voz principal y percusiones).

Su proyecto lo estrenaron en noviembre de 2018 gracias al programa ‘Sobre la tela de una araña’ de la Diputación de Segovia, con el espectáculo ‘Un día con el abuelo’. Desde entonces, Triguiñuelas ha recorrido la provincia de Segovia a través de iniciativas culturales oficiales como ‘Actuamos’, ‘Lo aprendí de los abuelos’ o ‘Segovia: un oasis de cultura’. Pero también han visitado Madrid y otras provincias de Castilla y León. El espectáculo ha tenido buena acogida por parte del público, al tratarse de canciones adaptadas a los sonidos actuales, con influencias de otras culturas musicales, que divierten a niños y evocan la infancia de padres, madres, abuelos y abuelas.

MElisa, LOla y DIAna (ME-LO-DIA) se definen “musiexploradoras”. Buscan nuevos sonidos e historias. Pero un día, preparando un concierto, se dieron cuenta de que les faltaba por conocer cómo era la música de la persona que tenían más cerca: el abuelo.

En octubre de 2020 publicaron el primer cuento-disco que versa en torno al espectáculo de ‘Un día con el abuelo’. El trabajo incluye las nueve canciones que componen el espectáculo, y un cuento ilustrado que recoge la historia del guion.

Este trabajo ha contado con el apoyo de la Diputación de Segovia, cuyo diputado de Cultura, José María Bravo, apostó por este proyecto, debido a su objetivo de salvaguardar la cultura tradicional y de legar este patrimonio a los más jóvenes.

Las tres musiexploradoras han finalizado estos días una intensa gira de verano, en la que además de ‘Un día con el abuelo’, han estrenado un espectáculo, fruto de una nueva iniciativa de la Diputación de Segovia: “¿Dónde vas a lavar?”. Este programa anima a grupos de música y teatro de la provincia a participar con intervenciones artísticas en espacios tradicionales actualmente en desuso, en esta edición los lavaderos y las bodegas.

Triguiñuelas ha formado parte con ‘El pañuelo de la abuela’, una propuesta dedicada a la abuela y a su labor de lavar la ropa. Las tres intérpretes se ponen en la piel de Melisa, Lola y Diana, y acompañan a la abuela y sus amigas al lavadero del pueblo, siendo testigos de cómo trabajaban, las cosas que decían y la música que cantaban.

Ahora continúan con su espectáculo dedicado al abuelo, al que visitan para mostrar la música le acompañaba a lo largo de un día cuando él era joven, desde que se levantaba para trabajar en el molino, hasta terminar su día junto a sus amigos, los animales.

El abuelo, entre canción y canción, les contará su historia y les mostrará muchos nuevos instrumentos, llegando a la conclusión de que la vida giraba, y lo sigue haciendo, en torno a la música.

El objetivo de Triguiñuelas es que los niños y niñas se acerquen, a través de la música, a una realidad que se está perdiendo, y que justamente determina quiénes somos hoy en los pueblos y ciudades de Castilla y León, y en concreto de Segovia.

Mientras acompañan al abuelo escuchando las canciones que sonaban en los distintos momentos de su día, los niños adquieren una idea de cómo se vivía anteriormente y conocen el origen de muchas tradiciones, oficios y actitudes que perduran en el tiempo. Simultáneamente, continúa el proceso de transmisión oral que engendra esta música, vía principal para su conservación.

El ciclo ‘Un día con el abuelo’ continúa el próximo sábado 8 de octubre en Aldeanueva de la Serrezuela a las 18:30 horas; el sábado 22 en Belorado (Burgos); el 29 de octubre estarán en Otero de Herreros. Pero también pasarán por Fuenlabrada (Madrid), Boecillo (Valladolid), Sanchonuño, El Espinar, Casla o Fuenterrebollo.