Prácticas de la Facultad de educación de Segovia al Aire Libre. / Carmen Gómez Redondo

Durante el curso 2021-22 ha nacido el proyecto de investigación AMALES “Análisis de Metodologías al Aire Libre en la Educación Superior”, reconocido por la Universidad de Valladolid en la convocatoria 2021 de ayudas para la realización de proyectos de investigación para potenciar el talento y la consolidación de equipos de investigación emergentes.

Este proyecto nace con el objetivo conocer y comprender las estrategias y metodologías que emplea el profesorado de la Facultad de Educación en sus salidas al aire libre o a otros espacios fuera del aula y su importancia dentro de los procesos de vinculación con el entorno y es que, al fin y al cabo, no se puede pretender cambiar la escuela si no se cambian las metodologías que se emplean en la formación de los futuros docentes.

Durante este tiempo, el profesorado implicado, que reúne áreas como la pedagogía, la Educación Física, Musical, Plástica e incluso las TIC, se ha autoformado en este tipo de metodologías y ha realizado diferentes reuniones para el intercambio de experiencias y conocimientos a este respecto.

Durante este tiempo el profesorado participante ha realizado diversas salidas fuera del aula, a centros educativos como Amara Berri o al Bosqueescuela de Cerceda, pero también se han realizado salidas al medio natural más cercano, como al parque de la Dehesa, la Alameda de la Fuencisla, etc. Así pues, se amplía el concepto de salida, no solo como excursión puntual, sino como una metodología de larga duración, impartiendo gran parte de las clases en distintos espacios naturales y urbanos. El aula es el exterior del recinto.

Para lograr este cambio ha sido necesario realizar, al comienzo del proyecto, un proceso de formación y autoreflexión por parte del profesorado. De estas reuniones mantenidas con expertos y tras analizar las propias prácticas docentes, algunos de los resultados arrojados definen las características de la acción docente en estos nuevos contextos, destacando: la necesidad de metodologías más participativas, autónomas y exploratorias, la necesidad de diseños educativos flexibles que se puedan adaptar a los imprevistos y oportunidades de aprendizaje que surgen al salir del aula, la importancia de aprender con todo el cuerpo, el cambio en el rol docente y en el vínculo entre los miembros del grupo y destacar la aparición del ingrediente emocional en el aprendizaje, las actividades, la evaluación…

Para profundizar en la idea del vínculo con el entorno, el profesorado ha profundizado en su propia experiencia a través de la narrativa, con ellas se pretende conocer su experiencia en las salidas como alumnos y como profesores, profundizando en el vínculo patrimonial que se produjo a través de esas experiencias.

Además, se han realizado unos cuestionarios pretest y postest dirigido al alumnado participante, con este cuestionario se pretende conocer la evolución de las creencias en relación con la educación al aire libre, antes y después de participar en las asignaturas que han implementado estas metodologías. Los resultados parciales de las valoraciones del alumnado asombran en relación al fuerte componente emocional que se desprenden de ellas, tanto a nivel verbal como corporal y apuntan a un aprendizaje ligado a una experiencia personal muy significativa y al refuerzo de vínculos interpersonales, es decir que el aprendizaje en el entorno refuerza la identidad del grupo.

Este proyecto ya ha comenzado a conocerse en el ámbito científico con una acogida muy positiva, gracias a la presentación de sus resultados iniciales en algunos foros como el “Congreso Internacional de Innovación Educativa en Educación Superior” organizado por la Universidad del País Vasco, o el “Encuentro on-line Arte y Naturaleza: Herramientas de Conexión, Aprendizaje y Activismo”, organizado por el grupo de trabajo A Cielo Abierto y Teachers for Future. Con este ideal de difundir el conocimiento generado, el proyecto, además ha creado una página web, así como un perfil de Facebook, con los que se puede conocer con mayor profundidad el proyecto y sus resultados.

Las líneas de trabajo que se seguirán en el futuro tratarán de conocer la vinculación del profesorado con el entorno gracias a un estudio de narrativas realizadas por los mismos, así como la adaptación de los principios que se pusieron en común en las particularidades de las distintas asignaturas. También se propone la creación de redes con otros proyectos como el Aula Ecológica creada en la Universidad de Salamanca liderado por la profesora Carmen Velayos Castelo.

Finalmente, el proyecto, pretende consolidarse en el tiempo, buscando ser un ejemplo de innovación educativa en la educación superior, aportando una educación desde la experiencia en primera persona, vinculada con el entorno y en contextos reales, en consonancia con otros muchos proyectos innovadores llevados a cabo por esta facultad.


(*) Profesora de la Facultad de Educación de Segovia.