En defensa del vacunado masivo

El farmacéutico y doctor segoviano Alejandro Domingo califica la vacuna contra la covid como un “éxito científico" que supondrá la mejor solución a la actual pandemia

Su veteranía y experiencia profesional le acreditan como una de las voces más autorizadas para hablar de asuntos como el Coronavirus y la administración de vacunas. Se trata del doctor Alejandro Domingo Gutiérrez, especialista en Medicina Interna y Endocrinología, además de licenciado en Farmacia. A sus 87 años continúa con su formación académica y es estudiante de Grado de Psicología, carrera que cursa con una de sus nietas.

En su opinión, la vacuna desarrollada por las principales empresas farmacéuticas será la única solución a la pandemia actual. “Me parece ridículo discutir si tiene un dos o tres por ciento más o menos de efectividad una que otra. Lo cierto es que la vacuna es un éxito científico”. “La investigación básica ha sido excelente, así como la investigación aplicada y los estudios clínicos”, asegura. “Volveremos a la normalidad cuando se haya generalizado la vacuna y se puedan anular los efectos que esta pandemia está provocando en otros aspectos como la economía y la salud mental”.

Sobre la actitud de los gobiernos, defiende la gestión de la Unión Europea en el reparto de dosis entre los países con criterios demográficas y las necesidades específicas.

Más crítico se muestra ante la actitud de las comunidades autónomas, en torno a lo que resulta llamativo que exista tanta diferencia entre unas regiones y otras. Rechaza la “política de campanario” que algunos políticos están practicando a la hora de buscar titulares de prensa, o criticar las acciones de otros dirigentes. “Es preciso colaborar entre todas las administraciones para lograr una vacunación masiva cuanto antes”, afirma con contundencia. En todo caso, confía en que en unos meses se vaya normalizando el proceso de vacunado entre la población en todo el país.

Este profesional de la Medicina, que participó en la creación del buque Galicia, perteneciente a la Armada Española y que ha transportado a unidades de Infantería de Marina a diferentes misiones, desde la KFOR en Kosovo en 1999 hasta a Melilla en 2020 para dar apoyo sanitario durante la pandemia, añade que deben evitarse las anécdotas de si ha habido alguna pequeña reacción o se ha puesto la vacuna a alguien que es alérgico.

Como licenciado en Ciencias Políticas también, aboga por buscar un plan de “vacunación masiva de la población”. “Pero todos los países están teniendo estos problemas de poner pequeñas piedras en el camino de lograr la inmunidad de rebaño que supondrá la vacunación como solución”.

En el blog personal que actualiza de forma periódica este doctor nacido en Escalona del Prado y que ha participado en algunas operaciones internacionales de ayuda humanitaria, se muestra firme defensor del papel que desempeñan las oficinas de farmacia, y que podrían potenciarse aún más. “Son un eslabón más en la asistencia al paciente, y en ocasiones, el primero. No se limitan a la dispensación de un medicamento, sino a la consulta e indicación farmacéutica, al seguimiento farmacoterapéutico, a la farmacovigilancia, o a la educación para la Salud”.