El programa Vacaciones en paz trae 16 niños saharauis este verano

Todos los mayores de 18 años de las familias de acogida han tenido que presentar ante la Subdelegación ‘in extremis’ el certificado de carecer de antecedentes de delitos sexuales

10

El programa ‘Vacaciones en paz’ ha organizado la estancia en Segovia de 16 menores saharauis, siete niñas y nueve niños, que pasarán el verano con otras tantas familias de acogida. Los niños de entre 10 y 12 años llegarán el día 4 de julio y pasarán dos meses en hogares de Segovia, Cuéllar, Sacramenia, Fuentesaúco de Fuentidueña, Saldaña de Ayllón, Coca, El Espinar, Olombrada, Otero de Herreros, La Losa y Veganzones.

Durante su estancia, los niños procedentes de los campamentos de refugiados de Tindouf (Argelia) disfrutarán en Segovia de una forma de vida muy diferente a la que habitualmente tienen en el desierto, con comodidades que desconocen, un amplio programa de actividades lúdicas y deportivas, atención sanitaria y revisiones médicas. Pero, sobre todo, y así lo demuestra la experiencia de los últimos años, recibirán el cariño de familias que no conocen y con las que no tienen vínculos sanguíneos pero a las que quedarán unidos para toda la vida, según explica el presidente de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Segovia Maksra, Javier Moratalla Mata.

La asociación Maksra se ocupa de la organización del programa que se estrenó en Segovia el año 1997 y que afronta serias dificultades económicas para seguir adelante. Los efectos de la crisis han reducido la participación de las familias y de las instituciones que colaboraban. Cabe recordar que en 1998 pasaron el verano en Segovia 39 niños saharauis, y durante muchos años la cifra de acogidos doblaba la actual. Los gastos del programa son afrontados por la asociación Maksra que durante todo el año organiza actividades con este fin. Cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Segovia que sufraga los viajes de los niños que recibe la capital. La Diputación colabora con regalos, como material educativo para los niños.

A los obstáculos económicos se han sumado este año complicaciones burocráticas de última hora que han tenido en vilo a las familias de acogida. Con fecha 18 de junio se publicó en el Boletín Oficial del Estado el acuerdo del Consejo de Ministros, por el que se aprueban las instrucciones por las que se determina el procedimiento para autorizar la residencia temporal de menores y la estancia de los monitores, de origen saharaui, en España en el marco del Programa ‘Vacaciones en Paz 2016’. Los nuevos requisitos incluyen la obligación de que las familias de acogida presenten el certificado negativo de delitos sexuales propios y de todos los mayores de edad que vayan a convivir con los niños acogidos. Las familias segovianas han respondido rápidamente a las indicaciones de la Subdelegación del Gobierno, han hecho todos los trámites “deprisa y corriendo” y ya tienen la autorización de la Administración central para recibir a los niños que esperan con los brazos abiertos, tal y como explica Javier Moratalla.

“Este año recibimos a tres niñas que vienen por primera vez y que irán a Cuéllar, Sacramenia y Fuentesaúco de Fuentidueña y tres niños nuevos asignados a familias de Saldaña de Ayllón, Veganzones y Otero de Herreros”, comenta ilusionado el presidente de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui. “Contamos además, —añade— con seis familias que se estrenan este año en el programa”.