El precio de los impuestos y tasas municipales supera la media nacional

Un estudio sitúa a la capital en el decimo tercer puesto de las ciiudades con el IBI más caro, y en similar posición en el resto de tasas. El informe considera que el coste de la vida en Segovia está un 1,11 por ciento por debajo del nivel medio en España

5

Puestos a liderar clasificaciones, a buen seguro, los segovianos preferirían estar en los primeros lugares del grupo octavo de la Tercera División o en la segunda división de Fútbol Sala con la Segoviana o el Naturpellet que situarse en los primeros lugares de cualquier ranking referido al pago de impuestos y tasas. El hecho cierto es que los datos del informe realizado por el portal web kelisto.es dedicado a la comparación de precios de seguros y tarifas de telefonía móvil sobre las ciudades españolas más caras para vivir ubica a Segovia entre las 15 capitales españolas que más cobra a los ciudadanos por sus impuestos y tasas municipales.

El informe, que emplea fuentes estadísticas nacionales tanto públicas como privadas, pone de manifiesto una serie de variables para determinar cual es la capital española más cara, entre las que figuran los impuestos y tasas municipales. Así, Segovia figura en la decimotercera posición en lo referido al precio que los segovianos pagan por el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), con una media de 99,34 euros por habitante . El dato, extraído en esta ocasión del ‘Ranking tributario de los municipios españoles 2014’ elaborado por el Ayuntamiento de Madrid en 2015, supone un 16,66 por ciento más de la media nacional, que el estudio establece en 85,15 euros, y pone a la capital por encima de otras como Madrid (97,43 euros) Valencia (94,66), Sevilla (87,12) o Zaragoza (82,23). Esta clasificación está encabezada por Lleida, con 139,30 euros por persona, y entre las diez primeras están capitales de Castilla y León como Soria (118,68), Salamanca (106,97) o la vecina Ávila con 102,16 euros por persona.

La clasificación que Segovia ocupa en el análisis de impuestos y tasas municipales que realiza el estudio (que analiza los ingresos referidos a agua, basuras, instalaciones deportivas, vados, mercados, ocupación de terrazas, etc.) es la misma que en el caso del IBI, y señala que el gasto medio por habitante en la capital por este concepto es de 228 euros. Esta cifra supone un 20,68% por encima de la media, que el informe de Kelisto sitúa en los 188,93 euros.

En cuanto al impuesto sobre vehículos de tracción mecánica que el estudio recoge como una de las variables del análisis de las capitales, Segovia sale mejor parada y se sitúa en la zona media-alta de la clasificación ocupando el vigésimo lugar con una media de 65,88 euros. En este caso, llama la atención que este impuesto sea más caro en Segovia que en grandes urbes como Barcelona (64,06 euros), Sevilla (60,66) o Valencia (58,87), y sobre todo en comparación con capitales muy similares como Ávila, donde el precio medio de este impuesto supone 59,64 euros.

A nivel global, el ranking sitúa a Segovia en el lugar vigésimo cuarto de capitales más caras, pero a su vez ocupa el primer lugar de Castilla y León, superando ampliamente a Burgos (27), Salamanca (28), Valladolid (30), León (33), Zamora (41), Soria (42), Avila (44) y Palencia (50)

Barcelona, San Sebastián y Madrid, las más caras

El coste de la vida en Barcelona es un 30,17% más alto que la media nacional, lo que convierte a la ciudad condal en la capital más cara del país, seguida de San Sebastián (27,85% sobre la media) y Madrid (+22,72%). Por el contrario, Cáceres es la ciudad más barata (16,35% por debajo de la media), junto a Lugo (-13,75%) y Palencia (-13,16%). Estas son las principales conclusiones del índice elaborado por la web del ahorro Kelisto.es que analiza cuándo deben desembolsar los consumidores para acceder a los mismos productos y servicios en las distintas capitales de provincia españolas. El análisis realizado por Kelisto.es tiene en cuenta los datos de las 50 capitales de provincia, más las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Para cada una de ellas se han examinado cifras sobre 14 productos y servicios de cinco categorías: vivienda (compra y alquiler), impuestos (IBI, impuesto de circulación y tasas municipales), transporte público y privado (precio del billete sencillo de autobús y del bono de 10 viajes, de los taxis y de la gasolina), compra (cesta de la compra, coste de una barra de pan y de un litro de leche) y ocio (precio de una entrada de cine y de una cena para dos). Para determinar cuáles son las localidades más caras y más baratas, se ha calculado la diferencia que hay respecto a la media nacional en todas las variables y para todas las ciudades. Estos porcentajes se han sumado y se han dividido por el número de variables analizadas en cada caso. El análisis demuestra que las ciudades más caras suelen ser las que cuentan con los salarios más altos del país. De hecho, seis de las 10 capitales con un coste de vida más elevado también forman parte del ‘top 10’ de localidades con ingresos por hogar más altos. Es lo que sucede con San Sebastián: la ciudad donostiarra tiene un coste de la vida que supera en un 27,85% la media nacional; ahora bien, los ingresos por hogar en la ciudad también sobrepasan en un 25,36% el promedio.