El PP desiste de recurrir las presuntas irregularidades del centro Carlos Melero

Pese a que cree que existen indicios de ilegalidad ‘graves’, renuncia a acudir a los tribunales por las consecuencias del litigio, que podrían derivar en la paralización de la actividad

0

El grupo municipal del PP no recurrirá a los tribunales para denunciar las presuntas irregularidades en el proceso de tramitación urbanística y adjudicación que, en su opinión, rodean el centro deportivo Carlos Melero o centro Forus, que abrió sus puertas el pasado 1 de octubre.

Los populares han contado con el asesoramiento de un grupo de abogados que consideran que existen argumentos suficientes para denunciar el caso ante los tribunales. Sin embargo, ante las consecuencias jurídicas “imprevisibles” en que podría derivar el litigio, con el consecuente perjuicio para los usuarios (se podría llegar a ordenar el cese de actividad del centro), el PP ha optado por no acudir a los tribunales.

“Aunque la situación es muy grave, hemos decidido no hacer recurso por las consecuencias jurídicas que podría tener”, aseguró ayer, en declaraciones a EL ADELANTADO, el portavoz municipal del PP, Jesús Postigo. “No queremos crear un problema ni a la ciudad ni al Ayuntamiento, como puede ser la paralización de la actividad del centro”, apuntó Postigo, quien aseguró que la demanda “puede tener consecuencias imprevisibles, y nuestro objetivo es defender los intereses de Segovia, por encima de todo y en modo alguno vamos a intentar defender nuestra razón por encima de todo”.

Como se recordará, el concejal de Urbanismo, Alfonso Reguera (PSOE), retó, el pasado 1 de octubre, a los concejales del PP a que “tomen medidas” si “creen que hay cosas [las obras o el contrato] en el centro Carlos Melero que son ilegales o contrarias a derecho”; al tiempo que añadió que si los populares continúan con sus acusaciones “quizá las tomemos nosotros y lo demostraremos ante un juzgado”.

Reguera hizo estas manifestaciones después de que el pleno, con el voto en contra del PP, aprobase el reglamento específico de utilización de instalaciones para el centro Carlos Melero, que ya se denomina Centro Forus. Los populares recordaron que existe una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) que declaró nulos los acuerdos de adjudicación de las obras y el contrato de explotación; por lo que insistió en sus dudas sobre la legalidad de la infraestructura. “Se saltan a la torera las resoluciones judiciales y esto puede tener graves perjuicios para las arcas municipales”, apuntó entonces Raquel Fernández. Reguera respondió que “todo se ha hecho conforme a la legalidad vigente”. “Aquí no ha habido oscurantismo ni actos contrarios a derecho, la realidad es que ya hay 2.000 inscritos y que su puesta en marcha ha reducido un 50% el coste de los centros deportivos en Segovia”.

Por su parte, Luquero apuntó que “ustedes hablan de alegalidad, nosotros actuamos conforme a los criterios de los servicios juridicos y técnicos, si piensan que roza la ilegalidad, procedan como corresponda”, dijo.

Una sentencia del TSJCyL anuló los acuerdos de pleno, de enero y marzo de 2011, de adjudicación de las obras de construcción y explotación del centro deportivo; aunque lo hizo, según el Gobierno municipal, por el error en la calificación de la parcela en el PGOU. Una vez subsanado el tema puramente urbanístico, con el informe favorable del Consejo Consultivo de Castilla y León, como quiera que solo se presentó una oferta válida para este contrato “y no hay nadie perjudicado”, bastaba, según los socialistas, que el pleno acordase la conservación de los actos para avanzar en el procedimiento y dar legalidad al contrato.