El porcino blanco se aproxima a la rentabilidad aupado por las ventas

Las exportaciones de carne a los países asiáticos alivian la situación de todo el sector

5

La excelente demanda de carne de porcino desde los países asiáticos sigue haciendo que las cotizaciones de las canales de porcino de capa blanca mantengan la tendencia alcista de las últimas semanas. Y se aproximan ya a la rentabilidad, después de varios meses produciendo a pérdidas.

Las subidas en toda España han sido del 5 por ciento en la última semana, y acumulan una mejora del 11,83 por ciento de media en el año.

Los pesos de los cerdos disminuyen con el calor, por lo que la oferta baja y también constituye un factor a destacar en la comercialización de este producto.

En lo que se refiere a las categorías menores, se registra estabilidad en el precio de los lechones base de 20 kilogramos en un mercado donde la oferta es muy abundante pero, gracias a los bajos precios que mantiene este producto, la demanda se interesa y compra. Las subidas de precios del porcino de cebo invitan a los ganaderos a comprar animales pequeños para engorde.

En lo referido exclusivamente a la Lonja de Segovia ésta registró ayer fuertes subidas en la mayoría de las categorías. La oferta es limitada en relación a la demanda y eso se dejó notar. A menudo, el número de cerdos no alcanza todo lo que los mataderos piden, con lo que aumenta la competencia entre empresas para hacerse con más cerdos. Para la semana entrante, la oferta se prevé que esté al 93% de lo normal, según explica el presidente Carlos González.

En el mercado cárnico, aumenta la agresividad de los precios para captar más compradores, sobre todo cuando se trata de productos congelados. En el caso de la cerda se produce un equilibrio entre oferta y demanda. La subida de su precio hace dos semanas ha sido trasladado al mercado con relativa facilidad. Esta semana, sin embargo, los operadores hablan también de una demanda algo más moderada.

La exportación española de porcino (en su total de comercio intracomunitario y hacia terceros países) sigue en máximos históricos, con 517.000 toneladas en este primer trimestre, casi un 14% más respecto a un año atrás (+63.000 toneladas en números absolutos). Sin embargo, los datos del mes de marzo muestran una clara ralentización del crecimiento, aunque hay que tener en cuenta que la comparación con marzo de 2015 esconde que fue entonces un mes sin festivos (la Pascua cayó en abril), a diferencia de este año. En cualquier caso, los embarques hacia terceros países no aflojan y siguen tirando del total, compensado el testimonial descenso de la exportación de subproductos al resto de la UE. Así, en este primer trimestre, España ha exportado apenas 3.000 toneladas más de carnes a la UE que en 2015 pero fuera de la UE ha enviado 44.000 tn más. En subproductos han sido casi 1.000 toneladas menos dentro de la UE y 16.000 toneladas más fuera de la UE. En consecuencia, la exportación de carnes y de subproductos sigue ganando peso en el comercio extracomunitario: en ambos casos, 8 puntos más sobre el total exportado que en enero-marzo de 2015.

En ovino y en vacuno hubo ayer repetición de precios, mientras que en los cereales siguieron los descensos salvo en el caso del centeno.