El pleno de la Diputación aprueba un Presupuesto de 54 millones

El equipo de Gobierno de PP sacó adelante las cuentas económicas en solitario sin aceptar ninguna de las 38 enmiendas del PSOE

0

El equipo de Gobierno del Partido Popular aprobó en solitario el Presupuesto para 2015, que se eleva a 54.350.000 euros, 650.000 euros menos con respecto al de 2014. Los populares hicieron valer su mayoría absoluta en la corporación provincial y sacaron adelante unas cuentas económicas, que priman las inversiones en actuaciones en la red provincial de carreteras y en el plan de empleo. El PP no aceptó ninguna de las 38 enmiendas presentadas por el grupo del PSOE en la Diputación, siendo rechazadas una por una en el debate de presupuestos. El presidente de la Institución, Francisco Vázquez, presentó unos presupuestos que calificó de “diferentes”, acordes con el momento de “recuperación económica” nacional. Vázquez incidió en el capítulo de Inversiones, y destacó que se mantienen “de una forma más o menos estable” las inversiones necesarias en los centros asistenciales geriátricos, de minusválidos psíquicos y de atención de menores, dependientes de la Diputación. En cuanto a la red viaria, el Presupuesto triplica para 2015 la cantidad destinada a inversiones en las carreteras segovianas, con 1.500.000 euros. Las comunicaciones viarias se refuerzan además con un plan de caminos rurales dotado con 300.000 euros.

En el capítulo de Transferencias de Capital, también se prevé una asignación importante, 300.000 euros, para el Plan de Eficiencia Energética. Se recogen también algunas subvenciones nominativas para obras “muy necesarias” en ayuntamientos concretos, como el de Cuevas de Provanco y Olombrada, y se mantienen programas ya existentes como el Ciclo del Agua, Centros Educativos y Plan Especial de Obras Urgentes, dotado con un millón de euros. También se han recuperado inversiones tradicionales en presupuestos pasados, como el Convenio con el Obispado, para la conservación y reparación de iglesias y ermitas.

En el capítulo de Gastos, la partida más elevada se destina a gastos de personal (25.332.778 euros), que el próximo año recupera el plan de pensiones para los trabajadores, lo que supondrá un esfuerzo presupuestario de 127.000 euros. En el apartado de gastos financieros, el presidente de la Diputación destacó el descenso del pago de intereses de la deuda. La Institución, según reflejan las cuentas, cumple “con buena nota” todos los parámetros relevantes que la legislación de Haciendas Locales y de estabilidad presupuestaria le exigen. La deuda actual en relación con sus ingresos asciende a un 41,17 por ciento. El ahorro neto es positivo en un 13,79 por ciento; el periodo medio de pago a los proveedores ha sido durante todo el año inferior a 10 días; y se nace presupuestariamente para 2015 con capacidad para financiación o estabilidad positiva.

En su presentación, Francisco Vázquez subrayó como uno de los hechos “más relevante de mi mandato presidencial”, (cuarto año de su primera legislatura como presidente) que la Diputación utilizará el superávit previsto en la liquidación presupuestaria, en líneas de ayudas a obras municipales, “y esperamos que la cantidad a invertir en la provincia supere los siete millones de euros”.

Balance de un mandato

El presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, hizo balance de estos cuatro años de mandato en una legislatura a pocos meses de concluir, y que empezó, según sus propias palabras, con una “gigantesca crisis económica y financiera”. “Nos encontramos con una situación que gravitaba principalmente sobre el sector público, al que se le exige un esfuerzo enorme para sanear su déficit y el volumen de su deuda”, recordó. En este sentido, el presidente elogió la reforma constitucional y la ley orgánica de estabilidad presupuestaria aprobadas por el Gobierno de España, que, a su juicio, han logrado que “estemos mejor de lo que estuvimos, y seguro que también han contribuido el sinfín de reformas coyunturales y estructurales que se han venido realizando en los últimos años”. En el plano local, Vázquez afirmó que la Diputación de Segovia no ha sido ajena a esos problemas. “Todos hemos tenido que empujar, por imperativo legal en todo caso, y en otros muchos por convicción política además, para alcanzar unos niveles razonables de salud en las cuentas públicas. Cuatro años más tarde aprobamos unos presupuestos con otra cara”, destacó.