El peligro de la salmonella

Los meses de más calor favorecen el desarrollo de la bacteria que el pasado año provocó el ingreso en hospitales de Castilla y León de 47 personas intoxicadas con comidas

10

Casi la mitad de las toxiinfecciones alimentarias cuyo agente etiológico se identifica están causadas por bacterias del género Salmonella, dando lugar a la denominada salmonelosis, enfermedad con sintomatología mayoritariamente de tipo gastrointestinal y en algunos casos especialmente grave, según informa la Consejería de Sanidad.

Muchos alimentos, particularmente los de origen animal, son vehículo de este patógeno al hombre, principalmente durante el verano, época en la que se registra un mayor número de brotes de enfermedades de origen alimentario causadas por el consumo de alimentos aparentemente en buen estado pero contaminados por la bacteria que encuentra durante los meses de más calor las condiciones óptimas para su desarrollo. Igualmente existen otras bacterias que pueden producir brotes con sintomatología gastrointestinal.

En 2014, la salmonelosis fue la responsable de la mayoría de los brotes de origen alimentario en Castilla y León y del mayor número de hospitalizaciones. Concretamente, 47 personas fueron hospitalizadas por culpa de la salmonela, lo que representa el 73,4% de los ingresados.

En el 63,6% de los 44 brotes declarados en la Comunidad, el consumo de alimentos se realizó fuera del ámbito familiar, y con mayor frecuencia en restaurantes (27,3% de los brotes) y campamentos (15,9% de los brotes). En un 36,4% de los casos el alimento se consumió en el ámbito doméstico. De los 44 brotes, tres fueron hídricos (es decir, por consumo de agua no potable).

En la Comunidad el alimento más implicado en las intoxicaciones alimentarias fueron los preparados con huevos o productos de huevo (incluido la mayonesa) que se identificaron como origen en 12 brotes (27,3%) y fueron los que causaron mayor número de ingresos hospitalarios (68,8%).