El mercado de vivienda en Segovia se rige por una “muy escasa” actividad

El presidente del Colegio provincial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria, Miguel Tovar, afirma que 2013 va a ser en la ciudad “un año perdido” en materia de vivienda protegida.

“El problema del mercado inmobiliario de la provincia es que es muy lineal, con pocas puntas hacia arriba o hacia abajo. La actividad es muy escasa , especialmente en Segovia capital donde siempre ha habido poco suelo residencial”. Ese es el análisis general que hace el presidente del Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria, Miguel Tovar, que también es secretario del colegio regional.

Según este experto, “Cuando había demanda de vivienda no había suelo —en la capital provincial— y ahora, cuando ha venido el desastre en el sector, es cuando esa saliendo adelante el Sector 1, plaza de Toros —barrio de Ciudad y Tierra de Segovia—, y los sectores A y B, en la carretera de Palazuelos y La Granja (Prado Bonal, etc.)”.

En su opinión “se creo un mercado ficticio, con la llegada del AVE a Segovia recuerdo algún político, algún gurú económico, que llegaron a decir que la ciudad pasaría de 60.000 a 90.000 habitantes en un periodo de cinco o diez años y lo que ha pasado es que se está perdiendo población”.

Sí admite Tovar que donde hay un sobrante importante de vivienda es en el alfoz, en algunas localidades de la periferia de Segovia.

En cuanto a la previsión para este año, el presidente del colegio profesional afirma que “hay mucha bolsa de suelo que no se podrá desarrollar porque los proyectos, para acogerse a protección, tenían que haberlo hecho antes de que finalizara diciembre de 2012. Es decir, 2013 es un año perdido para este tipo de vivienda y las promociones de iniciativa privada en el mercado libre son difíciles de llevar a cabo en este momento”.

Tovar sostiene que el municipio de Segovia no podrá contar este año con viviendas acogidas a cualquiera de las figuras de protección (vivienda oficial de promoción pública, de promoción privada o cooperativas). Sin embargo, añade que aproximadamente entre un 30 y un 40 por ciento del suelo planificado y ordenado en los nuevos sectores de la ciudad está reservado para viviendas protegidas.

En general en Segovia no ha habido casi protección oficial porque en los años del boom inmobiliario “el suelo alcanzó precio de oro”, reconoce Tovar.

Por otro lado, en el mercado libre, cuando empezó a decaer la demanda de vivienda quedó un sobrante sin vender en municipios como Hontanares de Eresma, Bernuy de Porreros, Cantimpalos, Brieva, Tizneros, etc. “medio terminado , en construcción o sin vender. Es un problema importante de residencias que terminará en manos de la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (SAREB), el denominada ‘banco malo’, según señala este especialista.

“Si creyésemos las bajadas consecutivas de precios que, según se publica, se han ido produciendo en los últimos años, la caída sería ya del 200 por ciento. Eso, por lo menos en la ciudad de Segovia, es falso. El mercado es tan pequeño que no es representativo. El número de viviendas que se venden al mes no son suficientes como para conocer una tendencia”, explica Tovar. Admite que la crisis incide en el precio del mercado pero en la capital la variación se ha producido sobre todo en segunda vivienda y en las afueras, no en el centro, donde prácticamente permanece invariable.

Reducción drástica de inmobiliarias.- Miguel Tovar es el presidente del Colegio provincial de agentes de la propiedad inmobiliaria y comenta que en total hay en Segovia siete profesionales de este sector colegiados y con la titulación correspondiente. Afirma que en el momento de mayor actividad, antes de la crisis, la ciudad llegó a contar con 72 “oficinas, tiendas o despachos dedicados a la compra-venta de pisos”, ya que había algunas gestionadas por personas con otra titulación o formación

En la actualidad, el número de empresas dedicadas a la venta inmobiliaria se ha reducido y operan en la ciudad entre trece y quince, según señala.

El precio del alquiler está a la baja.- Los precios de alquiler están tocando a la baja. Incluso con el mismo inquilino se han producido un descenso de la renta entre el 10 y el 15 por ciento en los últimos dos años; no en todo el parque de vivienda de alquiler pero sí en torno a un 85 por ciento, según Miguel Tovar, presidente de los agentes de propiedad inmobiliaria en Segovia.

Con la llegada del Partido Popular al Gobierno central, el ejecutivo de Mariano Rajoy disolvió la Sociedad Pública de Alquiler. A esa medida se ha añadido este año la desaparición de la sociedad para la promoción de alquiler de la Junta de Castilla y León. “Nos hemos quedado sin un mercado de alquiler protegido”, informa Tovar.

Hay que tener en cuenta que no es un gran mercado porque, en general, en España la movilidad por motivos de trabajo es escasa. Los jóvenes que no pueden acceder al mercado de vivienda se quedan en casa de los padres o de familiares y el único movimiento que se genera en Segovia es el de estudiantes universitarios. Al inicio del curso se ha notado una variación en cuanto a zonas de demanda de alquiler, y porque los universitarios quieren viviendas más próxima al nuevo campus.

El resto del mercado de este tipo lo generan familias que por motivos económicos buscan una vivienda en alquiler más económica aunque sea más pequeña o en otra zona que la que tenía con anterioridad.