El final de las fiestas devuelve los recortes a lechales y cochinillos

La Lonja Agropecuaria de Segovia registró ayer importantes caídas en los productos de típico consumo navideño tras algunas semanas con lenta recuperación de precios

3

Dicen que la alegría dura poco en casa del pobre. Parece que los ganaderos de ovino no salen de esta situación. Y poco han durado las esperadas revalorizaciones de sus corderos lechales.

No ha terminado al completo el período navideño y ya se registraron importantes bajadas en la Lonja de ovino de ayer, tanto en los corderos lechales normales y pequeño, y en los de la marca Segolechal, hasta quedar por debajo de los 60 euros la unidad.

También ocurrió lo mismo en el caso del porcino más tierno. Los cochinillos de Segovia de Marca de Garantía, y los cochinillos convencionales también se depreciaron tres euros, hasta quedarse en los 30 euros la unidad de los más pequeños.

En Segovia no se celebró mesa del porcino blanco. Mientras, los precios alemán, belga y holandés repiten por quinta semana consecutiva. El preci español en general ralentiza su caída en diciembre. Con los últimos descensos de precios se colocan varios países europeos con cotizaciones por debajo de un euro el kilo vivo. La fuerte bajada del precio español arrastra el precio alemán estas últimas semanas, al igual que el precio de sus vecinos (Holanda y Bélgica), cuyos mercados siguen un patrón paralelo al alemán.

Y es que cuando la producción global de cerdo es grande, como ahora, el quid de la cuestión es el aumento de las exportaciones netas. En España hay una producción grande que no tiene salida suficiente.

En el vacuno se registra estabilidad en los precios de las canales, con subidas en los animales de 8-12 meses (1,05%) y en los de 12 a 24 meses (0,76%), sin cambios en las terneras (0,04%). Este buen comportamiento se debe al tirón de la demanda interna y al buen ritmo exportador, dejando una oferta muy ajustada. Los animales destinados para vida tampoco han experimentado variaciones significativas, aunque en Segovia se sigue pagando caro.