El empresario José María Ruiz financia la restauración de un lienzo sobre la leyenda del Cristo de los Gascones

La labor de mecenazgo del Restaurante José María con el patrimonio histórico artístico de Segovia comenzó en 1998.

14

El Restaurante José María, de la capital segoviana, continúa su línea de mecenazgo, al patrocinar recientemente la restauración de un lienzo anónimo del siglo XVII cuyo tema es ‘Historia del Cristo de los Gascones’.

Desde el 11 de enero puede contemplarse el lienzo restaurado en la iglesia de San Justo de Segovia. El empresario José María Ruiz Benito, propietario del Restaurante José María, inició su mezenazgo con patrimonio histórico artístico de Segovia en 1998 con la restauración de otros siete lienzos pertenecientes al Santuario de Nuestra Señora de la Fuencisla (en los que se narraba la historia de María del Salto, la fundación de este templo y varios sucesos milagrosos que acontecieron en él, atribuidos a la intercesión de nuestra patrona).

Posteriormente continuó esta labor con una pintura de la iglesia de San Justo que muestra la imagen del santo segoviano San Alonso Rodríguez, bautizado precisamente en esta iglesia en 1530.

Este proyecto de recuperación está coordinado por el historiador Rafael Ruiz Alonso, quien se ha encargado de seleccionar obras que, aunque no sean de primera línea en cuanto a su mérito artístico (circunstancia por la cual muchas de ellas se hallaban arrinconadas, muy deterioradas y a punto de desaparecer), tienen un importante valor por su especial iconografía, ligada específicamente a la historia de la ciudad, lo que las hace únicas.

La pintura que ahora ha vuelto a la Capilla de la Santa Esclavitud del Cristo de los Gascones describe las circunstancias de la llegada a Segovia de esta popular imagen románica, atribuida a caballeros de la Gascuña o Gasconia francesa.

El óleo que describe esta tradición tan segoviana ha sido restaurado por Paloma Sánchez González, cuyo trabajo se ha llevado igualmente al marco, donde en letras plateadas se nos dice que esta obra se había renovado con anterioridad, lo que tal vez indique una o varias intervenciones anteriores.

La tela presentaba numerosas roturas, oxidaciones de los barnices, pérdidas de materia pictórica, suciedad y destensado.